≡ Menu

Origen de los Volcanes

Seguramente todos alguna vez hemos escuchado hablar sobre los volcanes y gran peligro que representan para el funcionamiento del planeta tierra, pero ¿Conoce usted el origen de los volcanes y cómo se forman? Acompáñanos a descubrir más sobre este tema en el siguiente artículo, donde hablaremos de las características de los volcanes y parte de su proceso de formación.

origen de los volcanes

Los Volcanes

En el presente artículo vamos a conocer un poco más sobre el origen de los volcanes y cómo ha impactado en la historia de muchos países en el mundo. Antes de conocer de dónde proviene éste fenómeno natural es importante definir el término volcán. Los volcanes no son más que aquellas grietas y orificios que se producen en la superficie terrestre y de ellos emergen al exterior el magma originado en el interior de la tierra.

origen-de-los-volcanes-1

Se conoce como magma a un tipo de fluido en el interior de la tierra y que está compuesto de algunos minerales fundidos, sobre todo silicatos, con algunos fragmentos de roca que aún está en estado sólido, además de una considerable cantidad de gases disueltos. Una de las características que tienen los volcanes es que si ese magma logra salir a la superficie, se desgasifica y comienza a fluir en forma de ríos o coladas tomando el nombre de lava.

Volcán hace referencia a la frase «Montaña que humea» de acuerdo a muchos lenguajes. En el caso del castellano se podría decir que ese término proviene del latín vulcano que hace referencia al Dios del Fuego de la mitología romana. Lo cierto en todo caso es que un volcán no es más que una formación geológica de gran impacto en la corteza terrestre y que expulsa una considerable cantidad de materiales, altamente peligrosos.

Un volcán por lo general está compuesto de varias partes, entre ellas, podemos destacar el cráter que se ubica en la cima del cono. Este cráter es como especie de chimenea y el cono se forma a partir de la deposición de materia fundida y sólida que fluye o es expelida a través de la chimenea desde el interior de la Tierra. Ese cono mantiene constante comunicación entre la superficie terrestre y los niveles profundos de corteza terrestre.

Un volcán puede expulsar material volcánico durante cada cierto periodo de tiempo. Por lo general de este tipo de formaciones puede salir lava, gases, cenizas y humo que provienen del interior de la tierra. A quienes estudian esta materia y todo lo que tiene que ver con los fenómenos volcánicos se le denomina vulcanología.

Hay quienes se atreven a definir de una manera más sencilla el término “volcán” que es un lugar donde la roca fundida o fragmentada por el calor y gases calientes emerge a través de una abertura desde las partes internas de la tierra hasta la superficie de la misma. Es importante aclarar que la palabra volcán se refiere únicamente a la estructura en forma de montaña que se crea alrededor de la abertura mencionada por la acumulación de los materiales emitidos.

Entre sus principales o más destacadas características se podría decir que por lo general los volcanes presentan en su cumbre o bien sea en sus alrededores, grandes cavidades de forma aproximadamente circular que se le conoce como cráteres, éstos se generan tras las constantes erupciones ocurridas anteriormente en la zona. En las bases de estos cráteres se puede apreciar en algunas oportunidades la abertura de la chimenea volcánica. (Ver artículo: Emi Koussi)

Origen de los volcanes

En esta parte de nuestro artículo vamos a hablar más detalladamente sobre el origen de los volcanes, un fenómeno geológico que ha traído peligrosas consecuencias en muchos países del mundo. En primer lugar podemos aclarar que un volcán se puede observar en la tierra, pero también se encuentra en otros planetas y satélites. Algunos de esos volcanes están formados de materiales que se consideran “fríos”, a esos se les denomina criovolcanes.

origen-de-los-volcanes-2

Es cierto que en el mundo es poco común la presencia de este tipo de volcanes conocidos como criovolcanes. Quizás su principal diferencia o característica está relacionada con que el hielo en estos casos actúa como roca, mientras la fría agua líquida interna funciona como el magma de los volcanes tradicionales. Ahora bien, ¿De dónde se originan los volcanes? Antes de conocer eso vamos a describir algunas características necesarias.

En la mayoría de los casos los volcanes se empiezan a formar en los límites de las placas tectónicas, sin embargo, también pueden existir algunas excepciones, como por ejemplo, aquellos que se conoce como puntas calientes o hot spots que se ubican en el interior de placas tectónicas, tal y como ocurre en el caso de las islas Hawái. También encontramos otro tipo de volcanes conocidos como submarinos los cuales se caracterizan por expulsar el material suficiente para formar islas volcánicas.

Estos volcanes por lo general se originan tras la influencia de una bolsa de magma en el interior de la Tierra. Esta bolsa de magma en la mayoría de los casos intenta buscar grietas para poder salir al exterior. Una vez que se cumple el proceso de explosión de magma, se viene a presentar lo que normalmente se conoce como lava. Cuando comienza a salir esta lava, la misma se va solidificando debido al cambio fuerte de temperatura. El cono volcánico va presentando un aumento cada vez que la lava va saliendo al exterior de la superficie.

Entonces podríamos aclarar a partir de toda esa definición que los volcanes son una manifestación en superficie de la energía interna de la tierra. Es importante señalar que la temperatura por lo general, al igual que la presión, se van aumentando a medida que nos acercamos al centro de la tierra, llegando incluso a alcanzar registros elevados de hasta los 5000 grados centígrados en el núcleo. Ese efecto producido tras la combinación de la temperatura y la presión hace que se provoque un comportamiento diferente de los materiales que se estructuran en varias capas.

origen-de-los-volcanes-3

Ahora bien, como es bien sabido por todos, la mayoría de los volcanes se suelen forman en las fronteras de las placas tectónicas, bien sea en las fronteras divergentes como en las fronteras de convergencia, sin embargo, como mencionamos anteriormente, también existen muchos volcanes que se originan en lo que comúnmente conocemos como puntos calientes. En estos casos el magma sube desde la parte inferior del manto.

Cuando las placas téctonicas divergen una en relación a la otra se le conoce como volcanes originados en las fronteras divergentes. Por lo general en este tipo de volcanes se presenta un proceso bastante interesante donde la corteza oceánica se estira y cede, produciendo de esa manera una zona mucho más débil de donde se emerge lo que se conoce como el magma.

Por su parte los volcanes que se originan en los llamados puntos calientes son aquellos que en el interior del manto terrestre se generan plumas de magma ascendente, que en la mayoría de los casos se ven influenciadas por las corrientes convectivas. Cuando estas plumas logran alcanzar la superficie es donde se originan los volcanes de naturaleza generalmente básica, llamados basaltos.

Estos puntos calientes como normalmente se le conoce en muchas ocasiones pueden permanecer activos durante un extenso periodo de tiempo, incluso hasta millones de años. En estas zonas por lo general se genera algo conocido como cadenas de volcanes y solo logra mantener activo aquellos que se encuentran sobre la pluma de magma que va en ascenso.

En último lugar se puede mencionar aquellos volcanes que deben sus orígenes en las fronteras convergentes. Ocurre todo lo contrario a la zona divergente, que recordemos una placa diverge de la otra, en cambio en estas zonas una placa téctonica subduce debajo de la otra, es decir, trabajan de manera separada.

Partes de un volcán

Ahora que ya conocemos un poco más sobre el origen de los volcanes y parte de su definición es importante comprender la estructura de estos fenómenos naturales que cada vez se vuelven más populares debido a su actividad en muchos países del mundo. Lo que debemos saber en primer lugar es que ningún volcán es idéntico a otro, es decir, todos tienen algo que lo diferencian del resto, quizás eso lo hagan un poco más interesante de analizar.

origen-de-los-volcanes-4

Los volcanes se pueden diferenciar en cuanto a muchas características, sin embargo, la más notable de todas tiene que ver con su proceso de erupción. Por ejemplo, hay volcanes que ya han culminado ese proceso mientras que otros aun presentan una corriente constante de lava. De estos volcanes podemos destacar algunos, entre ellos, el volcán de Hawai. Entre los principales elementos que podemos encontrar en un volcan destacan: El cono volcánico, la caldera, cráter, magma y lava.

De esa manera se conforma por lo general un volcán, aunque cada uno de ellos presenta características completamente diferentes. El cono volcánico es aquel que se forma tras la misma presión originada por el magma cuando cumple su proceso de ascensión. Estos tienen forma de cono y está formado por lavas y cenizas solidificadas. Por su parte el cráter no es más que la boca de erupción del volcán. (Ver artículo: Lago toba)

Corteza de la Tierra: ¿Qué es?, temperatura, para qué sirve y más

En geología, la corteza de la tierra es el manto visible de un mundo rocoso. Comúnmente, se diferencia de la túnica subterránea por su naturaleza química; no obstante, [...]

Manto de la Tierra: Definición, función y mucho más

El manto de la tierra es la túnica que se halla entre la cáscara y el núcleo (presume cerca del 84 % del cuerpo del mundo). La toga [...]

Núcleo de la Tierra: ¿Qué es?, importancia, partes y más

El Núcleo de la Tierra es su bomba medular, la más oculta de las que componen la combinación de la Tierra. Está surtido principalmente por hierro, con 5-10 [...]

Las Placas Tectónicas: qué son, movimiento, teoría y más

Las placas tectónicas son planchas o segmentos de litosfera que se agitan como un pedazo respectivamente exacto sobre otras películas del interior del planeta. Cada región posee su [...]