≡ Menu




La Malinche: Historia, geología, ubicación, clima y más

La Malinche es un antiguo volcán que se formó hace unos 25 millones de años y el mismo se encuentra ubicado en el estado de Tlaxcala. Esta montaña fungió en tiempos remotos como referencia astronómica de las antiguas culturas y en la actualidad está protegido como Parque Nacional. Para saber más lea el presente artículo.

La Malinche

Historia

El volcán La Malinche, también podemos reconocerla bajo el nombre de Matlalcueye, que quiere decir, la diosa de la falda azul, del mismo modo, el nombre correcto antes de la adecuación al vocablo castellano era Malintzin, así mismo, este volcán es reconocido bajo otra toponimia la de Sierra de Tlaxcala.  Este cono volcánico, se encuentra separado de otra formación orográfica semejante en el horizonte del Altiplano, por lo que este volcán al igual que el Pico Orizaba y el Cofre de Perote, han sido objetos de apreciación arqueo astrológica, ya que las comunidades que habitaban el valle de la zona, emplearon una lógica ritual compleja con ellos. (ver articulo: Sacabaya)

La-Malinche-1

En este sentido, parte de lo que realizaban estas antiguas culturas, tenía incluso que ver con la apreciación del paisaje geográfico y el matiz que arrojaba la vegetación del lugar que aparentaba ser la falda de la diosa variando en matiz de verde al azul, dependiendo de la distancia desde que se viera.  Otro de los aspectos interesantes a nivel arqueo astronómico, tiene que ver con el empleo de la montaña como un punto de asociación para marcar el ascenso del sol y por ende, medir su movimiento aparente desde diferentes edificios de carácter religioso en su entorno.

Esta última parte es importante porque las construcciones religiosas, eran orientadas con toda la intención de coincidir con líneas maestras e imaginarias con la cima del Volcán La Malinche. En ese espacio incluso la particularidad de los manantiales y sus áreas nubladas era tomada en cuenta como parte de los rituales. Evidentemente habrán existido muchas otras formas de apreciación cultural sobre la cima de este volcán, pero que hoy en día no hemos podido dilucidar, en este sentido, muchos autores han aprovechado la oportunidad para reseñar sobre este tipo de comportamiento cultural aborigen.

En base a lo antes descrito, las historias aborígenes que reflejan cierta devoción a las montañas deben tener cierta veracidad, tal como es el caso de “la Monarquía indiana” del autor fray Juan de Torquemada, “la Historia eclesiástica indiana” por fray Jerónimo de Mendieta”, la Historia de Tlaxcala” de Muñoz Camargo, la “Historia de los indios de la Nueva España” por el autor fray Toribio Motolinia, “La breve relación de los dioses y ritos de la gentilidad” del autor Pedro Ponce, “la historia antigua de México” de Francisco Xavier Clavijero y “los anales del barrio de San Juan” por señalar algunos. (ver articulo: Xitle)

Geología

La Malinche, posee una atura de 4430 metros sobre el nivel del mar, visualizándose perfectamente su cono del resto de las estructuras orográficas del horizonte geográfico, por lo que es comprensible que las culturas que habitaron el valle en la antigüedad, sintieran atracción hacia este. Dicha estructura volcánica se estima inicio su formación hace unos veinticinco millones de años, por lo que lo ubica en el tiempo geológico del Oligo-Miocénico, teniendo como elementos este edificio volcánico rocas piro fragmentadas de brecha, al igual que conglomerados de origen volcánico envueltos por gravilla, arena y piedra pómez.

La-Malinche-2

En este sentido, se puede añadir que posee coladas de basalto andesítico, lo cual crea una distinción magmática en las fases de su creación. En la actualidad, La Malinche se encuentra seriamente erosionado, a causa de los elementos del clima que la impactan, por lo que se suelen formar decantaciones de arena, limo y en menos cantidad, la arcilla proluviales. Se ha podido determinar también, que una erupción superior, abarca la vieja morfología de rocas comprimidas del tiempo geológico del Mesozoico, que se han visto afectada por las fallas estructurales del cono volcánico.

Estudios contemporáneos, han confirmado que un milenio antes de nuestra era, se produjo una erupción, que muy probablemente impacto en el estilo de vida de los primeros pobladores del valle. La Malinche cuenta con otro grupo de edificios volcánicos en su entorno, denominados conos secundarios, los cuales se asientan en la base de la montaña y no corresponden a similares tiempos geológicos. Una cañada bastante profunda hacia el este de la formación, pareciera indicar que es el cráter de la montaña, algunos la denominan Axaltzintle o San Juan. (ver articulo: Chichonal)

Arqueología

Una de las cosas interesantes que posee el volcán La Malinche, es que los caminos que llevan a la cima, presentan algún tipo de restos arqueológicos de templos de adoración, se piensa que principalmente se pedía en esta montaña por las lluvias que mantenían las corrientes fluviales en la base de la montaña. Es importante señalar que los templos estaban en diferentes partes de montaña, siendo uno de estos el ayauhcalli, otro de los templos, y el que se considera el principal por estar en su cima, se piensa estaba dedicado al culto de la diosa Chalchiuhtlicue, la cual tenía a su cargo el suministro de agua por la montaña.

La-Malinche-3

Los aztecas denominaban a esta deidad y por ende era el nombre de la montaña Matlalcueye. Este es uno de los asentamientos antiguos de los cuales han quedado muchos asentamientos históricos de relatos de costumbres aborígenes en la zona, en la cual se describe con mucho detalle la adoración a esta diosa. Uno de los cronistas del lugar fray Toribio de Benavente, menciona que estos pobladores, acudían a la cima de la montaña durante la primera semana del mes de marzo durante todos los años festejando cada cuatro una solemnidad superior.

La-Malinche-3

Analizando los relatos de múltiples historiadores, cronistas y novelistas, podemos señalar que cuando se iniciaba algún proceso de adoración en la cima de La Malinche, debió presenciarse un acto litúrgico multitudinario, el cual cíclicamente se repetía anualmente. Dicho comportamiento evidentemente obedecía a un proceso religioso el cual tenía cierto protocolo a realizar. Se cree que en los otros edificios que rodean a la cima del volcán, eran templos secundarios que eran visitados cuando se ofrendaba al templo principal.

Esto podemos apreciarlo y confirmarlo en un documento realizado por fray Toribio de Benavente donde señala que todos los habitantes del lugar ascendía a la montaña que se encontraba a cuatro leguas del poblado, siendo el ascenso difícil, sin embargo ya en lo alto y antes de llegar a la cima, los aborígenes permanecían tranquilos y en oración, la batuta la asumía un adulto mayor quien era el encargado de llegar a la cresta de La Malinche, en la cual se hallaba el altar de la diosa de la montaña. (ver articulo: Coropuna)

En dicho lugar, se le ofrendaba a ella unas piedras similares a la esmeralda, como también se le dejaba unas plumas de tonalidad verdosa las cuales eran grandes y hermosas, así mismo entregaban papel e incienso como otra manera de adoración a la pareja de dioses de la montaña. Este culto de adoración a la montaña era tan significativo durante el proceso de colonización español, que muchos de quienes reseñaron esta característica se vieron en la necesidad de rechazar este tipo de adoración al cual la comunidad aborigen le incitaba a participar.

Arqueoastronomía

Por medio de investigaciones arqueológicas, se ha podido determinar que las comunidades aledañas al volcán de La Malinche, empleaban la disposición de la montaña, para orientar sus infraestructuras, principalmente los templos de adoración, ya que estas obras de arquitectura antigua poseían líneas maestras imaginarias que suponían el movimiento aparente del sol. En ese sentido, se cree que esta montaña, fungió como punta de referencia en la elaboración de los calendarios, para la distribución de los templos de varias culturas a través del tiempo.

La-Malinche-4

Ubicación de la Malinche

Este Parque Nacional se encuentra ubicado en el estado de Tlaxcala, el cual abarca los municipios de Tepatlaxco, Tlaxcala, Amozoc y Puebla. Para poder acceder a este volcán situado en el Parque Nacional Homónimo se debe acceder por la vía 136, con destino a Huamantla, para posteriormente tomar un desvío al pasar la localidad de Apizaco, cercano a los trece kilómetros y medio, luego de dicho poblado. Esta ruta, te llevará al albergue Ezequiel M. García del Instituto Mexicano del Seguro Social en donde se ubica una parada de microondas y monitoreo, donde las personas suelen detenerse a alimentarse y descansar antes de iniciar el ascenso y descenso de La Malinche.

Otra de las opciones que tienes, es tomar un camión que sale desde el Terminal de Autobuses del Oriente “Tapo” con destino al Apizaco, así mismo, por medio de las rutas México-Texcoco y ATA con un precio aproximado de ochenta pesos aproximadamente se puede subir a un colectivo que te traslade hasta el Parque Nacional La Malinche. Es importante que sepan que por la ubicación de este volcán de La Malinche, el cual logra llegar a la cota de altura cuatro mil cuatrocientos sesenta y un metros sobre el nivel del mar, los cambios en las sensaciones térmicas son importantes.

La-Malinche-5

El volcán la Malinche, dista de la Ciudad de México de unos 151 kilómetros con dirección oriente, del mismo modo lo tenemos a 43 kilómetros de la ciudad de Tlaxcala y también cuenta con una distancia de 73 kilómetros de la urbe de Puebla. Anteriormente se tiene un registro de que las poblaciones aborígenes que habitaron esta zona distaban de cuatro leguas de distancia de esta.

Clima

Cuando hablamos sobre el clima, podemos señalar que las variaciones climáticas que se encuentran en La Malinche, describen la zona como un espacio frío subárido, al igual que frío y lluvioso, así como también un ambiente subnevado de sensaciones térmica bajas, con presencia de heladas durante buena parte del año. Por tal razón, se le recomienda a los visitantes de este volcán que empleen ropa cómoda pero resistente a la lluvia, las nevadas o las bajas sensaciones terminas ocasionadas en gran medida por sus vientos. También puede aplicarse protección solar y de pernoctar en algunas posadas de la zona, donde puede llevar el traje de baño.

La-Malinche-6

Parque Nacional

Uno de los aspectos positivos que tiene el volcán La Malinche, es que el espacio donde este radica, fue transformado en un Parque Nacional, básicamente para la conservación de los espacios verdes del lugar e incluso promover la reforestación del mismo. Esta zona, también ha sido vista como un lugar con gran potencial económico, tanto para lo que es la silvicultura y el aprovechamiento de la madera, como para la obtención de arena. Evidentemente los principales beneficiados van a ser la flora y la fauna que convive en este espacio, ya que los mismos se protegerán.

En el Parque Nacional La Malinche, se ha estado viviendo una serie de problemas significativos que ponen en riesgo la seguridad de muchos seres vivos, y es que la zona ha pasado por una gran cantidad de incendios forestales, por lo que la capa vegetal ha venido mermando y paulatinamente desapareciendo y esto a su vez, genera que el hábitat de muchas especies animales, se vea primordialmente reducido, por lo que la estabilidad del ecosistema pudiéramos decir que es frágil. Mucho de estos problemas son ocasionados por la mano del hombre, cuando no cumplen con las recomendaciones ambientales.

Hoy en día, son muchas las personas que toman como una opción el esparcimiento en lugares naturales tal como los del Parque Nacional La Malinche, sin embargo, en su afán de convivencia incurren en actividades poco seguras para la conservación de estas áreas naturales, tal como lo son las fogatas, el no apagar las colillas de cigarro como debería ser, el arrojar basura que pueda servir como un amplificador de la energía solar como el vidrio o las latas de aluminio, entre otras. Por ese motivo se les pide a las personas que sean conscientes de sus actos.

En base a lo antes descrito, el Parque Nacional La Malinche, posee una vigilancia forestal, de aproximadamente unos treinta funcionarios capacitados para asumir tal rol. Entre las actividades o papeles que juegan estas personas está el de la investigación científica, los de prevención y control de incendios, el uso racional de los recursos naturales, los concernientes a la reforestación y a otros subprogramas. En este sentido, podemos decir que el lugar se encuentra en buenas manos, pero mucho del trabajo también depende de lo que hagas tú como visitante.

La-Malinche-7

La Malinche, es un Parque Nacional que posee una superficie de al menos 52 mil 683 hectáreas, la cuales están arropadas por una capa vegetal importante en la entidad de Tlaxcala, de dicho espacio natural, por lo menos un 40% está asociado a la actividad económica de silvicultura artesanal. Esta área obtuvo el título de Parque Nacional a los seis días del mes de octubre del año 1938, siendo un espacio cubierto por una vegetación de 6 variedades conífera y 120 plantas, en la que por lo menos un centenar de variedades mamíferas, aves y reptiles conviven en dicho lugar. De dicha cifra al menos 16 son especies endémicas del Eje Neovolcánico.

El volcán de La Malinche, posee una costas de elevación que van desde los 2400 metros a los 4461 metros sobre el nivel del mar, siendo la causa de dicha importante elevación el contacto entre placas tectónicas en las montañas del Eje Neovolcánico donde la placa de Norteamérica tiene un choque convergente con la placa del Caribe y parte de la de Cocos. Esta interacción permitió a su vez que se formara una estructura volcánica, el cual tiene una apariencia sutilmente prolongada en su base, dando la apariencia de una mujer encorvada, siendo los pinares en su sección inferior, los que le aportan una forma de falda.

Flora y Fauna

Podemos determinar que existen varios niveles de biodiversidad en La Malinche con respecto a la flora, en este sentido se puede determinar que en sus faldas existe la presencia de bosques principalmente encinos y pinos, los cuales se encuentran a una altura promedio de 2600 a los 2850 metros sobre el nivel del mar, predominando el primero de estas especies en la sección inferior de la montaña y los pinos hacia la zona superior y en la zona media existe una variedad de los mismos.

La-Malinche-8

En la medida que se asciende podemos encontrar pinos y oyameles, en el caso de esta última especie arbórea, podemos señalar que se encuentra en la zona la variedad Abies religiosa, aproximadamente a una elevación de 2800 a 3200 metros sobre el nivel del mar, sin embargo se han podido observar hasta una altura de 3500 metros. Dependiendo de la altura, se puede presenciar la mezcla de esta variedad de oyamel con pinus hartwegii, montezumae, Alnus, Cupressus lindleyi, entre otras. Existe de igual forma un bosque de alta montaña entre los 3200 metros a 4000 metros sobre el nivel del mar con presencia de pinos, cedros y oyameles.

Luego proviene la elevación superior a los 4000 metros a 4500 metros sobre el nivel del mar en donde se encuentras Calamagrostis tolucensis y Festuca tolucensis hasta los 4300 metros, luego de esta cota y hasta los 4500 metros, el lugar es abarcado por la Festuca lívida y la Arenaria bryoide.

Otra de las especies que se encontraba durante el ascenso son los pastizales y las zonas de táscate, estos últimos principalmente en el área media y baja del Parque Nacional, desplegándose por buena parte de la superficie, mientras que con respecto al pastizal, tenemos que los mismos en el volcán de la Malinche, fueron inducidos, siendo representativos del lugar las especies Bouteloa gracilis, Muhlembergia porteri e Hilaria cenchroides.

Del mismo modo podemos señalar que se halló una zona boscosa de aproximadamente cuatrocientos árboles en un promedio de cien por hectárea y otra cantidad arbórea no contabilizada que presenta laceraciones y pueden ser utilizados en la industria maderera. La cantidad de especies de árboles, sumada a la actividad forestal y el consumo por silvicultura, no representan un riesgo para la subsistencia de la flora del lugar, más si lo hace los incendios forestales.

En el caso de la fauna presente en el Parque Nacional La Malinche, se ha podido detectar la presencia de al menos once reptiles, setenta y siete especies de aves y por lo menos veintisiete mamíferos, y del total de las especies solo quince corresponden a un grupo endémico. Los nombres de alguno de estos seres vivos es el siguiente: La salamandra, la musaraña, el ratón de los volcanes, el conejo serrano, la ardilla, los venados, los zorrillos, los coyotes, las serpientes, el chepito serrano, el chipe orejas de plata, el zorzal rayado, entre muchos otros.

De todos los animales presentes la codorniz, el lince, el tejón, merecen una atención especial, ya que los mismos han sido considerados como especies amenazadas a los cuales hay que generarles protección. Muchos animales que se encuentran en México están siendo cazados furtivamente, lo cual pone en peligro su existencia, sin embargo esto no solo ocurre en este país, sino en todo aquel donde hallan especies exóticas o donde la invasión del hombre al espacio natural genere conflictos entre la coexistencia de ambos.

La-Malinche-9

Leyenda

En la historia de Latinoamérica, el nombre de La Malinche es ampliamente conocido, básicamente por lo que se sacrificó por amor. Son muchos los mexicanos que a través de la historia, han considerado a esta mujer aborigen de Tlatelolco como una gran traidora, ya que a causa de sus decisiones, este gran territorio y su gente, vivieron momentos que quedaron marcados con fuego a causa de los invasores españoles, durante el proceso colonial. Autores como Agustín Remesal, indican que esta persona en conjunto con su cocineras, fueron unos de los primeros pobladores de la región en establecer relaciones públicas con Hernán Cortés y sus capitanes.

La-Malinche-10

Los sucesos serían complicados ya que La Malinche, siendo una indígena preciosa, tuvo la particularidad de tener ser una persona que tenía múltiples contactos de importancia entre la cultura azteca, siendo principalmente grupos de mucho poder. Esta aborigen se dejaría envolver por los visitantes españoles, principalmente por su líder Hernán cortés, del que se enamoraría perdidamente, y sin medir las consecuencias, le suministraría información estratégica, principalmente aspectos asociados al ámbito militar y político de su comunidad, brindándoles incluso el apoyo gastronómico para mantenerse en la región.

Se dice que La Malinche, colaboro con los colonizadores al enseñarles cómo trabajar con el maíz, con el cacao para la producción de chocolate, siendo este considerado como un néctar de dioses, codiciado por nobles y personas adineradas en toda Europa, del mismo modo le enseño la manera de como manipular las especias y aguacates. Ciertamente el conquistador español Hernán Cortés logro su cometido de destruir el ejército de Moctezuma, pero el mismo no pudo con los encantos de las cocineras de esta aborigen, quienes lo mantenían cautivado con el exquisito sabor proveniente del cacao.

La-Malinche-11

Otros autores como Elaine Sosa indican que la dieta que poseían los antiguos habitantes del territorio mexicano era una integrada por el maíz, los frijoles, las papas dulces, los cactos, el aguacate, los cocos, las piñas, las papayas, la carne producto de  la cacería, así como la proveniente del pescado. Del mismo modo, plantea que existían algunas especias que sobresalían más que otras como el cilantro, el tomillo, el comino y la mejorana. Cabe mencionar, que uno de los ingredientes más empleados en la gastronomía mexicana era el chili, básicamente por su sabor picante al entrar en contacto con el paladar.

En fin, muchas personas hoy en día consideran que La Malinche es sinónimo de traición, y cuando popularmente se quieren referir a alguien con un perfil social similar al de esta antigua aborigen azteca, le dicen “malinche” acompañando dicha fonética con otro acto, el de escupir al suelo, como muestra del irrespeto que se le tiene. A pesar que de este evento sucedió hace más de 500 años, hoy en día el resentimiento de aquellos quienes pensaron que esta civilización mexicana podía ser algo más y que simplemente eclipsaron a esta cultura, aun continua vigente.

Leyenda del volcán La Malinche

Cuenta la leyenda que hace ya mucho tiempo, existió una princesa Tlaxcalteca, la cual tenía por nombre Matlalcuéyetl, quien se había comprometido con un antiguo guerrero llamado Cuatlapanga. Este gran soldado, debía cumplir con una misión, por lo que emprendió la marcha hacia unas batallas en lugares muy apartados de su localidad. Sin saber nada de su amado, la doncella empezó a sentir tristeza y preocupación, principalmente por el desconcierto de no saber si el regresaría con vida a casa.

Con el pasar del tiempo y al ver que su prometido no llegaba, la princesa Matlalcuéyetl empezaría a decaer en salud hasta que su cuerpo se descompensó y falleció. Su amado guerrero Cuatlapanga, cuando logro cumplir con su labor militar, emprendió su camino de retorno a casa, al llegar a la localidad empezó a buscarla y al no poder dar con ella, se entera de la noticia de que la misma había perdido la vida a causa de la tristeza que le generó su partida. Este soldado al asistir al lugar donde se encontraban sus restos en la tumba, se sentaría a llorar desconsoladamente y nunca se separó de allí, convirtiéndose en una gran montaña.

La-Malinche-12

Esta gran formación montañosa era un volcán que llevaba el nombre de este antiguo soldado, sin embargo, con la llegada de los españoles, los mismos quisieron honrar a quien les ayudaba y fungía como interprete ante las comunidades aborígenes en el territorio mexicano. Los conquistadores españoles le denominaban Malintzin, sin embargo, por medio de los modismos españoles y el pasar el tiempo, el cerro o volcán, paso a ser denominado como La Malinche.

Dejar Comentario