≡ Menu




Aprende todo sobre la Laguna de Asososca

La Laguna de Asososca es un hermoso lugar con alto nivel turístico, está ubicada en Nicaragua, lugar donde su más famosa leyenda dio lugar para ser conocida entre las personas que habitan el país y los visitantes que llegan a ella. Es una misteriosa laguna que tiene una historia muy especial que aprenderás en este blog.

Laguna de Asososca

Laguna de Asososca

La laguna de Asososca es una laguna desarrollada en un cráter que está ubicada en la zona del oeste de la ciudad de Managua que es la capital de Nicaragua.

Esta laguna se ha considerado un Parque Ecológico Municipal, decretado así por el Ministerio del Ambiente o MERENA de la alcaldía de Managua. (Ver articulo: Volcán la Cumbre)

Ubicación

Esta laguna cratérica está en Nicaragua, justo en su capital Managua, a una distancia de 2.2 kilómetros del Lago de Managua también conocido como Xolotlán. Las coordenadas exactas son 12°8’13» latitud del norte y 86°18’55» en su latitud Oeste.

La laguna esta limitando en el oeste de la ciudad capital, Managua. Esta laguna es la que ocupa el espacio del cráter volcánico que fue creado por una explosión y hundimiento de una antigüedad de 5.000 años de un volcán que tiene el mismo nombre.

Laguna-de-Asososca-1

La laguna está ubicada con una alineación encima de la Falla de Nejapa-Ticomo, la cual fue desarrollada por la explosión y luego el colapso del volcán que anteriormente estaba bastante activo.

Estas fallas con las que está alineada la laguna presenta un alto riesgo sísmico al igual que la ciudad de su ubicación Managua. La reactivación del volcán es algo que puede ser posible en un futuro.

Características

Esta laguna tiene una forma de circulo que mida unos 1.2 kilómetros en su diámetro y de profundidad de 95 metros desde la superficie del agua. Es considerado un depósito de agua natural que está hecho con farallones de rocas que en la actualidad son los que se encargan de abastecer de agua a la ciudad de Managua.

Historia

La historia que se conoce sobre la laguna de Asososca es mínima. Lo más que se conoce son diversas leyendas de origen aborigen. Una de las principales es el origen de su nombre que significa “Agua Azul”.

Otra manera en la que se conoce la laguna es Motastepe que tiene un significado de “Cerro de las Piñuelas”.

Ambas de las palabras son de origen Náhuatl. En algunas de las rocas de la laguna se han encontrado diversos petroglifos de la época precolombina, el más conocido es la Serpiente Emplumada.

Existe una leyenda que explica el porqué del nombre de La serpiente emplumada. (Ver articulo: Cerro Chato)

La serpiente emplumada

La leyenda cuenta que en las aguas de la laguna de Asososca, emergían una cantidad de cuatro hileras hechas de roca donde había una techumbre de un maravilloso templo. En ese templo llegaban muchos súbditos de Nequecheri y Nagrandano, los cuales se transportaban luego de los padres ya viejos de las tribus.

Al llegar allí e sus canoas con estructuras frágiles, depositaban ofrendas de oro, piedras preciosas y plata a su Dios supremo, al pie del altar. Su Dios se representaba como un viejo guerrero, al cual en ese entonces todos lo definían como una divinidad el cual cuidaba el templo.

Este personaje se caracterizaba por tener músculos muy grandes, con un pecho lleno de tatuajes y una piel bastante arrugada con marcas de cicatrices. Se considera que es el vencedor de cien combates terminados en gloria por esa tierra y por ese Dios.

En una tarde de la época, la princesa Izayana era la hija de un cacique llamado Nequecheri, se estaba perfumando con las flores de la campiña, llegó a la orilla de la laguna Asososca junto con conquistadores españoles con la intención de ir al templo y con la creencia de que los eran los hijos del sol.

El guardián encargado de cuidar a la hermosa doncella no entendió todo el engaño del que ella había sido víctima y lo tomo como una traición. Al darse cuenta contrajo todas las facciones frunciendo el ceño, luego una fuerte cólera le inundó los ojos y levantó un cuchillo de obsidiana encima de Izayana y la mató.

Los conquistadores españoles que estaban con ella solo tenían la intención de quedarse con el tesoro y para herirlo le dispararon los mosquetes. (ver articulo: Volcán Antisana)

El fuerte guerrero, ya herido, se comenzó a arrastrar hacia dentro del templo como lo haría una serpiente, al llegar al templo este se hundió junto con todos los tesoros en él, sumergiéndose en las muy profundas aguas de la laguna Asososca, lugar donde “La Serpiente Emplumada” protegió la muy misteriosa laguna.

Dejar Comentario