≡ Menu




Isla de Komodo: ubicación, qué ver, turismo y más

La Isla de Komodo es un espacio paradisíaco en un entorno volcánico, nombrado como una de las siete maravillas naturales del mundo, donde podrás disfrutar de una eco región inigualable de playas exóticas, corales, manta rayas, delfines, ballenas, el Dragón de Komodo, entre otras. Para saber más, lea el presente artículo.

Isla de Komodo

Ubicación de la Isla de Komodo

La Isla de Komodo es una pequeña extensión geográfica que pertenece al gran archipiélago de Indonesia, específicamente entre el mar de Flores y el mar de Savu, ambos dentro del Océano Indico. Del mismo modo, se puede señalar que esta isla tiene entre sus cercanías a la isla de flores en la sección levante y la isla de Sumbawa en la correspondiente a Poniente. Ella pertenece a la provincia de Nusatenggara Oriental y no es tan imponente y apenas logra alcanzar una extensión superficial de 390 kilómetros cuadrados. Dicha isla se localiza en una región de dicha nación llamada “islas menores de la Sonda”. (ver articulo: San Cristóbal y Nieves)

Isla-de-Komodo-1

En ese sentido, esta zona donde se encuentra la Isla de Komodo, es el denominado arco de Sonda, el cual se prolonga por toda una franja tectónica, en la cual colisionan las placas del sureste asiático y la indo-australiana, en la que esta última cede por debajo de la anterior en un tipo de contacto convergente. Este tipo de interacción entre el suelo oceánico del Indico y las islas de dicha región es muy fértil a la hora de fabricar volcanes, por lo que toda esta sección de Indonesia, podemos clasificarla como una zona altamente sísmica y geológicamente magmática, por lo que es común observar volcanes en la región.

Con respecto a lo antes mencionado, podemos señalar que esta isla pertenece a una gran zona de peligro mundial denominada “Cinturón de Fuego del Pacífico”. Ciertamente y a pesar de no encontrarse la Isla e Komodo en dicho océano, está extremadamente cerca de él, al punto de que las placas donde se ubica, colindan con este océano, en donde coexisten una gran cantidad de placas, siendo algunas pequeñas, otras medianas y algunas extremadamente grandes. En todo el contorno del Pacífico, se desarrollan los principales sismos el mundo, al igual que ocurre con las erupciones volcánicas con más de 75% del total.

Este tipo de interacción tectónica en la nación de Indonesia, generó que se formara una subregión en el pasado al este de la fosa Wallace, en la que un conjunto de islas permanecieron asidas en una superficie superior a los 650 kilómetros hace más de 15 millones de años, donde estaban incluidas las islas de Lombok, Sumbawa, Komodo, Flores, Solor, Adonara y Lembata. También Pantar y Alor están incluidas en este grupo de islas de la región, sin embargo, ellas a pesar de ser una sola isla en el pasado, no se vincularon con el restante arco de la Sonda. (ver articulo: Antigua y Barbuda)

En este sentido, se habla de que toda esta región de Wallacea, vivió una especie de aislamiento geológico y biológico que lo hace único en el mundo y una evidencia de esto, es la ubicación de uno de los reptiles más exóticos del planeta, estamos hablando del dragón de Komodo. Por lo que pudiéramos considerar que la Isla de Komodo es una especie de área de transición entre los continentes de Asia y Oceanía. Esta teoría se asocia con la del Homo Floresiensis, el hombre que existió hace más de 50 mil años en la Isla de Flores y cual descendiente del Homo Sapiens surco los mares de esta isla y fue el ancestro de sociedades étnicas como los “negritos”.

Otro de los aspectos importantes a mencionar en la Isla de Komodo, es su relieve, la cual tiene una elevación máxima de 735 metros sobre el nivel del mar y su localización hace que esta tenga un clima tropical monzónico. Su cercanía a la Latitud cero, influye en que sus bordes costeros sean un poco xerófitos, en cambio, las laderas y zonas montañosas, cuentan con una capa vegetal de bosques semitropicales, por lo que se infiere que la humedad en superior en esa cota. Los principales vientos secos vienen del este entre los meses de abril a octubre y los más húmedos provienen de occidente entre noviembre y marzo.

Isla-de-Komodo-2

Con respecto a las temperaturas que se registran a dichas latitudes, se puede mencionar que la misma prácticamente no varía en todo el año, teniendo un promedio anual de 25.6 ºC, donde la media más elevada sucede en el mes de noviembre con unos 26.7 ºC y la media inferior durante el mes de julio con una isoterma de 24.3 ºC. En el caso de las precipitaciones, se puede mencionar que el mes con menor registro de pluviosidad es septiembre cuando apenas alcanza la cifra de 11 milímetros, no obstante en el mes correspondiente a enero, la isoyeta alcanza el nivel de 261 milímetros para un total anual de 1217 milímetros. (ver articulo: Nuevas Guinea)

Turismo

El turismo en la Isla de Komodo, es una de las mejores decisiones que pudieras llegar a tomar en tu vida, principalmente porque estas en contacto con un entorno natural aislado, único y paradisíaco. Esta isla pertenece a un parque nacional homónimo, el cual se considera una de las siete maravillas naturales del mundo, en el que es posible practicar uno de los ecoturismos más extremos del planeta, ya que en el puedes realizar y ver una gran cantidad de cosas que harán que cada segundo que pases en dicho ambiente, valgan la pena.

Isla-de-Komodo-3

En el caso del ecoturismo exótico y extremo, podemos señalar que en esta gran región bañada por los mares de Savu y Flores ambos con aguas del Océano Indico y Pacífico, del mismo modo que cuenta con una gran ecoregión, la cual se mantuvo aislada del resto del continente, por lo que algunas especies se mantuvieron aisladas del resto del mundo y parecieran venir directamente de la era geológica del jurásico como lo son los dragones de Komodo, los reptiles más grandes del planeta y que solo existen en unas cuantas islas de la zona, es por mucho la mayor atracción del lugar.

Sin embargo, esta no es la única característica o vivencia que puedes llegar a tener como extrema dentro del ecoturismo que puedes practicar, ya que en dicho ambiente puedes encontrar lugares específicos donde nadar con manta rayas es totalmente posible, incursionar en el buceo y apreciar a los delfines, así como a las ballenas que migran por el lugar. La fauna marina es por mucho la más abundante del lugar, por lo que debes traer tu equipo para nadar, realizar snorkel y buceo, ya que sus cristalinas aguas permiten la vida de arrecifes de coral y permiten la entrada de luz hasta los 200 metros por debajo de la superficie del mar.

Así mismo, apreciar los paisajes que se forman en el entorno, es una gran oportunidad para conseguir las mejores fotos del mundo, ya que en horas particulares, puedes disfrutar de una playa de arena rosada, aunque la mayoría del lugar son blancas, los atardeceres son inigualables, posibles de apreciar desde cualquier isla, en especial la Isla de Komodo, donde incluso estar tan aislado de la civilización te permite observar a plenitud la belleza del firmamento nocturno, nunca antes habrás sentido estar tan cerca de las estrellas.

Qué ver

Una de las mejores cosas que ver en la Isla de Komodo son los paisajes de origen volcánico que surgen en la región del Parque Nacional homónimo, que tiene una extensión superficial de 1800 kilómetros cuadrados y se aspira a añadir 500 kilómetros más, dicho parque cuenta con un par de islas más a parte de la de Komodo, las cuales son Rinca y Padar. Con respecto a las montañas que se forman en dicho espacio, estas se tiñen de colores pardos con verde y a su vez contrastan con los tonos del mar que los circunda, donde unos pertenecen a las aguas del Océano Indico y las otras, a aguas del Pacífico. (ver articulo: Volcán Lascar)

Isla-de-Komodo-4

Entre las cosas que puedes ven en la Isla de Komodo, está la fauna marina que circunda el lugar, ya que no solo el reptil que le da nombre a dicha región, es la única especie llamativa del entorno. Se han podido registrar cerca de setenta variedades de esponjas marinas y por lo menos más de mil clases de peces recorriendo las aguas entre los mares de Savu y Flores, los cuales muchos de ellos no solo se refugian dentro de la zona de corales de la región, sino que además, cuentan con un entorno natural vegetal como lo son los manglares que le generan protección a los mismos.

En el fondo marino de la Isla de Komodo, hay presencia de algas que los alimentan a todas las especies marinas de la región, por lo que se desciendes por debajo de los treinta metros hasta los doscientos metros aproximadamente presenciaras una de las mayores biodiversidades en todo la Tierra. Entre las especies que más llaman la atención fuera de la zona de corales, están los delfines, las rayas, los tiburones, las tortugas marinas y las ballenas, teniendo estas últimas una ruta de migración en torno a estos espacios.

Ya en la superficie de la Isla de Komodo, puedes observar algunas breves llanuras de tonalidad parda, así como en el horizonte algunas cimas volcánicas, en las elevaciones de esta tierra existen claros espacios verdes correspondientes a los bosques del lugar. Del mismo modo, no se pueden apartar las playas espectaculares que hay en dicha isla, todas ellas con aguas muy cristalinas y de arenas finas de una tonalidad blanca intensa. Toda esta belleza paisajística permanece casi virgen a la espera del visitante que quiera apreciarla.

Isla-de-Komodo-5

Sin embargo, una de las cosas más interesantes a ver y que tiene que ver con el Dragón de Komodo, es la forma en como conviven, principalmente las crías de dicha especie, esto a causa del canibalismo que practican los mismos, por lo que se llegó a temer en un momento, por la supervivencia de estos ante los adultos. Cuando los investigadores se percatan del método de salvación de estos pequeños quedan sorprendidos, ya que los mismos se suben a los arboles de la zona y permanecen allí hasta alcanzar un tamaño promedio que les permita resistir los ataques de en su contra.

Una de las mejores cosas que se puede llegar a realizar dentro de la Isla de Komodo, es apreciar los fenómenos celestiales, ya sea un lindo amanecer, un día soleado, un hermoso atardecer, una brillante noche estrellada, todo es posible. Una de las ventajas que tiene la infraestructura hotelera, es que la misma tiene una excelente panorámica del océano, por lo que contemplarlo le será de agrado. Las pequeñas comunidades que se encuentran en esta región, le permitirá conocer como el desenvolvimiento de sus ciudadanos, los cuales dependen mucho del sector turismo y suelen ofrecer viajes por las islas el Parque Nacional.

Qué hacer

Si eres una persona que te gusta la aventura y has decidido conocer la Isla de Komodo,  has tomado una excelente opción, ya que la misma es capaz de ofrecerte diversas actividades para tu deleite, sin embargo, es necesario que sepas, que a pesar de querer desenvolverte individualmente por la isla, no está permitido por lo que debes contratar el servicio de un guía, principalmente si decide apreciar la fauna exótica de la isla. Esta medida de seguridad se debe por los posibles encuentros hostiles con los Dragones de Komodo, ya que a pesar de que los mismos son torpes, han sorprendido a muchos turistas atacándolos.

Por ello al realizar senderismo en la Isla de Komodo, se te sugiere a parte de ir con un guía, contar con una vara resistente para alejar a los dragones en caso de recibir un ataque sorpresa, ya que ellos alcanzan los 20 kilómetros por hora. Se ha sabio del deceso de personas a causa de las simples mordidas de esta especie, ya que las misma contemplan al menos 57 bacterias, su sangre, que puede estar asociada con la saliva es toxica para el ser humano y ser heridos por la mordida de ellos puede ser fatal, en otros casos, se ha sabido que se comen a las personas.

Sin embargo, apreciar a estos reptiles no es lo único que puede hacer, ciertamente y a pesar de lo pobre que es la fauna terrestre, puede llegar a fotografiar a otras especies como los renos, cerdos, macacos, gumbos, del mismo modo como puedes observar a ves australianas como la cigala de cola naranja, la cacatúa galerita así como también al Filemón gritón. No se desanime si usted es fan de las especies animales y siente que hay muy pocos que fotografiar en tierra, porque también puede sumergirse en las aguas de la Isla de Komodo y capturar imágenes de la gran fauna marina, siendo incluso esta zona, ruta de migración de algunos cetáceos.

Evidentemente el buceo es una de las mejores cosas que se puede llegar a realizar dentro de la Isla de Komodo, ya que la mayor riqueza se encuentra bajo su superficie. Los corales, de múltiples tonalidades y con grandes variedades de esponjas, son uno de los más agradables paisajes que puedes presenciar, esto es gracias a las aguas cristalinas y limpias del entorno que ellos han podido sobrevivir. Fotografiar a los corales es solo el comienzo de este emocionante lugar, ya que sienes el equipo adecuado, puedes descender hasta los 200 metros bajo la superficie y admirar la gama de especies acuáticas que allí conviven.

Isla-de-Komodo-6

A veces no es necesario sumergirse tanto para llegar a disfrutar de algunas especies acuáticas como los delfines y ballenas, ya que frecuentemente cuando se realiza actividades de excursión a las islas pertenecientes al Parque Nacional de Komodo, estos suelen aparecer sin previo aviso. En este sentido, podemos sentirnos parte de un ecosistema superior al que frecuentemente estamos acostumbrados contabilizando a más de 260 variedades de coral, 70 clases de esponjas y  más de mil peces, crustáceos, equinodermos, moluscos, gusanos marinos, por señalar algunos de los más frecuentes.

Entre las islas a las cuales puedes ir y disfrutar de su entorno, esta “Pink Beach”, una playa cuya tonalidad rosa se la brinda la vida coralina. Usualmente esta playa es usada para realizar snorkel, nadando por encima de los corales, apreciando la vida marina, lo claro de sus aguas. Para acceder ella, te transportan en una embarcación hasta un muelle que te da acceso a la costa. Ciertamente la playa no se ve rosada todo el tiempo, sin embargo, hay horas del día donde la incidencia solar ayuda que dicha tonalidad se acentúe. Uno de los aspectos negativos es este lugar, es que la visitan demasiadas personas.

Otro de los espacios que puedes llegar a aprovechar es el “Manta Point”, considerado como un lugar en mar abierto, donde las personas puede llegar a entrar en contacto con uno de los tipos de vida marina más interesantes del lugar, las manta rayas, las cuales pueden llegar a medir hasta dos metros de ancho. Muchas de estas especies, suelen acercarse a la barca y llegar a la superficie, momento en el cual, podemos usar nuestro equipo de natación como gafas y aletas para  disponernos a bucear y tomar fotografías submarinas. Sea precavido con esta especie, no la moleste en su entorno natural para que la experiencia sea la más agradable.

Isla-de-Komodo-7

Puedes ingresar a la isla paradisíaca de la Kanawa, la cual tiene tonalidades turquesas y cuenta dentro de sus instalaciones con un hotel con bungalows de diferentes costos, además de un restaurante. Tiene menos personas que la playa rosa y puedes llegar a practicar el snorkel, apreciando la vida marina que hay en el entorno de dicha playa. Este lugar es ideal para aquella frase que mencionas ocasionalmente cuando dices que deseas desconectarte de todo. A pesar de no ser concretamente paradisíaca y no encontrarte completamente aislado, el disfrute de este lugar está garantizado.

Otro de los espacios a los cuales usualmente te llevan en las rutas de excursión es a la playa Sebolon, la cual no es la mejor playa del lugar porque no cuenta con un área de arena de playa, lo suficientemente amplia, el paisaje no varía con respecto al resto de las islas, sin embargo, puedes realizar snorkel y apreciar en ciertas áreas una tonalidad turquesa de las aguas. También está la playa Seraya, la cual parecía ser idéntica a la playa anterior, pero de mayor longitud y más turquesa en sus aguas, así mismo, en dicha zona se puede llegar a apreciar los delfines y realizar buceo y snorkel.

También está la playa Tukohbele, considerado un auténtico entorno paradisíaco, sin personas en el entorno, directamente en contacto con la naturaleza, con arena blanca y aguas cristalinas completamente turquesas, donde el snorkel o el buceo no es el mejor, pero es ampliamente superado por otras características que hacen del lugar una de las mejores playas del mundo. Esta es recomendable visitarla antes de las doce del mediodía, ya que la marea suele transformar a la misma en un islote. Cerca de ella también existe otra isla con similares características denominada Papanggau, por lo que hay que madrugar para disfrutar del lugar.

Un espacio muy parecido a la Isla de Komodo, es rica, aunque esta posee menos vegetación, hace más calor y no hay tantos Dragones de Komodo, sin embargo, la apreciación de los atardeceres en este lugar son hermosamente inigualables, por lo que se les recomienda para pasar la noche. Es importante que sepan el acceso a estas playas tiene cierto costo, principalmente para el mantenimiento de las mismas. El Parque Nacional de Komodo, es considerado una de las siete maravillas naturales del mundo, por lo que visitar cada parte de él, cuenta como una gran experiencia.

Evidentemente otra de las cosas que se puede llegar a hacer en este ambiente exótico natural, son investigaciones de carácter científico, donde puede llegar a entender como evoluciono un espacio literalmente separado del resto del continente, por lo que las especies de flora y fauna de la zona son particularmente únicas, caso especial, es el Dragón de Komodo, quien pareciera ser un superviviente de la era jurásica, ya que es el reptil más grande del mundo hoy en día y pareciera ser una especie que solo evolucionó en dicho espacio, como en Australia, donde existen especies exóticas y únicas de dicho territorio.

Dragones

El Dragón de Komodo, es reconocido bajo otros seudónimos, algunos le dicen el monstruo de Komodo, y otros le llaman varano de Komodo, en todo caso, buscan describir al reptil más grande del planeta, muchos lo consideran un lagarto que suele tener unas dimensiones de hasta tres metros de largo y su peso puede estar rondado los 70 kilogramos. Bajo tales dimensiones, se puede considerar que este dragón es el mayor depredador en todo su ecosistema, al punto que en la Isla de Komodo, no hay muchas especies diferentes a él, además este mismo reptil, practica el canibalismo, por lo que las crías deben protegerse en los árboles.

Isla-de-Komodo-8

El Dragón de Komodo tiene por taxonomía la siguiente descripción, él pertenece al reino Animalia, integra a la Familia de los Chosdata, se encuentra dentro de la Clase de los Sauropsida, específicamente en la Subclase de los Diapsida, del mismo modo, el orden al cual está asociado es el Squamata, más precisamente el Suborden Lacertilla, cuya infra orden particular es la Platynota, de la misma forma, se puede añadir que el Dragón de Komodo es miembro de la Familia Varanidae, cuyo Genero es Varanus y el nombre asignado a esta especie es Komodoensis y solo se localizan en esta región de Indonesia, en las islas menores de la Sonda.

Se piensa que esta especie que surgió en Asia aproximadamente hace unos 40 millones de años y a partir de allí inicio su proceso de evolución, donde se piensa migro a tierras australianas cuando el choque de placas tectónicas permitió tal hazaña hace más de 15 millones de años. Se cree actualmente que dicha especie emigro nuevamente pero ya en su última fase evolutiva tratando de retornar al continente asiático cuando las aguas a causa de la glaciación, bajaron los niveles de los océanos. En ese sentido, cuando llegaron a las islas actuales, el mar volvió a elevar su nivel cuando se acabó la era glacial y quedaron aislados.

Entre las características que poseen, se puede indicar que cuando son jóvenes poseen una tonalidad más verdosa que se va perdiendo en la medida que se tornan adultos, volviéndose más oscuros con matices que van del marrón al gris. Su contextura es robusta, grande, lo que los hace un poco torpes al desplazarse, pero que esto no te engañe, son capaces de emprender un ataque sorpresa a casi 20 kilómetros por hora. Es importante que sepas que si vas a visitar la Isla de Komodo, no puedes andar solo, siempre debes estar en compañía de un guía que te auxilie en caso de una embestida de la especie.

Isla-de-Komodo-9

Esta especie posee un agudo sentido del oído y del olfato, por lo que recomiendan a mujeres en periodo de menstruación, no acudir a ver a dicha especie animal, en el caso de la vista en un poco pobre, puede alcanzar a ver hasta los 300 metros, más no distingue de objetos inmóviles. Su punto más peligroso es su saliva, la cual si nos llega a alcanzar por medio de una mordida, podemos decir que estamos prácticamente muertos, ya que sus más de 57 bacterias nos consumirían a una velocidad tal, que si no nos comen ellos, nos terminara matando la infección.

Dejar Comentario