≡ Menu




Descubre todo sobre el Hekla y un poco más de este estratovolcán

El Hekla es el volcán más activo de toda Islandia, siendo considerado a través de la historia como la entrada al infierno o la cárcel de judas. El mismo se ha caracterizado por emanar tefras altamente contaminantes, por explosiones VEI 2, 3 y 4 y desarrollar flujos de lava importantes. Para saber más, lea el presente artículo.

Hekla

Ubicación

El volcán Hekla se encuentra localizado en el continente de Europa, específicamente al noroeste de dicho territorio, en el país de Islandia, en una de las ocho regiones que lo compones, estamos hablando de Suðurland, la cual se puede interpretar como Región Meridional, siendo esta la sección más poblada de dicha nación, así como la que mayor superficie territorial posee.

Suðurland, se localiza al sur del país, tiene como ciudad capital a Selfoss y cuenta no solo con formaciones geológicas volcánicas, sino también con grandes glaciares muchos afluentes y varias cascadas. (ver articulo: Nisyros)

Hekla-1

Otra de las características referenciales de la ubicación geográfica de Islandia, es que esta se encuentra al sur del Océano Ártico, al oeste del Mar de Noruega y al este del Mar de Groenlandia. Del mismo modo podemos decir que esta se encuentra al noroccidente de Escocia y al este de Groenlandia. Uno de los tópicos importante para llegar a comprender como esta isla que no posee fallas geológicas convergentes y de subducción ha desarrollado más de 200 volcanes, entre ellos el Hekla, es porque la misma, conforma en su estructura submarina un nudo orográfico al empalmarse dos dorsales en dicho entorno.

Las dorsales oceánicas, vienen a ser las cordilleras submarinas, las cuales atraviesan todos los Océanos y presentan principalmente fallas transversales y divergentes. Las que se encuentran en Islandia son las de Reikiavik al sur occidente de la isla y la Occidental de Jan Majen al Nororiente de la misma. Ambas componen la mesoatlántica y en este caso, dividen a la placa Euroasiática de la Norteamericana. Esta isla se emplaza sobre una colosal caldera magmática la cual es la que provee a los volcanes de la zona de una fuente constante, pudiendo ser este el caso del surgimiento del volcán Hekla.

Se dice que Islandia es un punto caliente, lo cual se traduce como aquella zona donde el manto terrestre, es particularmente más caliente que el de su entorno, tan solo unos cincuenta o cien grados centígrados superior y al percibir mucha filtración de agua circundante, es posible que el manto se fracture más rápido, a causa de la variabilidad de temperaturas,  lo que permite que la gigantesca caldera en su base, inyecte magma en dichas grietas, generando así una amplia cantidad de volcanes como el Hekla, el cual es el más famoso de toda Islandia.

El volcán Hekla particularmente pertenece a una región de Islandia denominada Zona Volcánica del Este, donde se encuentran otras formaciones importantes como el Vatnajökull, el Katla al sureste del Hekla con una formación de basalto alcálico de transición; Loki-Fögrufjöll y Grímsvötn al noreste de dicho volcán con un basalto tholeiitico, mientras que al suroccidente están el Surtsey y el Heimaey en la isla llamada Islas de los Hombres del Oeste con un basalto alcálico.  Esta Zona volcánica se emplaza en la placa euroasiática, mas el Hekla se localiza justo en el borde con la placa norteamericana. (ver articulo: Corteza de la Tierra)

Características

El volcán Hekla es el volcán más famoso en toda Islandia, ya que se consideraba al mismo como la entrada al mismo infierno, donde las personas desistían de emprender la escalada del mismo por temor a regresar un poco locos a causa de los desgarradores gritos de las aves demoníacas que moraban el torno al volcán o peor caer en la caldera de fuego del infierno.

Del mismo modo, se consideraba peligroso este volcán a causa de su frecuente actividad, ya que estamos hablando del más dinámico en toda la isla, desatando por lo menos unas 20 erupciones significativas desde el año 874 después de Cristo y unas 25 de menor potencia.

Hekla-2

En el siglo XX, se desarrollaron muchas erupciones, las cuales se registraron en los años de 1947, en la que se desprendió  lava y un pilar de polvo volcánico que ascendió a la atmósfera por al menos 30 mil metros de altura sobre el nivel del mar, el evento se repetiría en el mes de mayo de 1970, en agosto de 1980, en abril de 1981, en enero de 1991 y en febrero del 2000, se había pensado que diez años después de su última erupción, había vuelto a entrar en actividad, pero dicha situación fue desmentida. (ver articulo: Manto de la Tierra)

Este se localiza en la Región Meridional, al sur de dicho país y posee una elevación geográfica de al menos 1491 metros sobre el nivel del mar. Dicho volcán además, integra una conexión volcánica de más de 40 mil metros de longitud, en la que se presenta una fisura de aproximadamente 5.5 kilómetros llamada Heklugjá donde se encuentra el Hekla. Su nombre puede entenderse como “Capucha” y tiene la apariencia de un bote invertido. Una de sus particularidades es que el mismo no cuenta con un solo cráter, sino que en cambio, presenta una fisura en torno a su cima, por la que eventualmente estalla, coincidiendo con el Callaqui un volcán chileno.

Este volcán es considerado un estratovolcán, es decir, que el mismo se formó a partir de sucesivas explosiones volcánicas, donde se arrojan grandes cantidades de flujo volcánico el cual se asienta en torno a la chimenea del mismo, posteriormente esta capa de lava, era sepultada bajo grandes cantidades de ceniza volcánica, escombros, piedras incandescentes, es decir, flujos piroclásticos, en los que se podían condensar sustancias químicas originadas por la misma actividad magmática. Este proceso se repite constantemente y da pie a la apariencia cónica de este tipo de volcán.

Hekla-3

El Hekla a pesar de encontrarse sobre la placa euroasiática, dista muy poco de la falla que separa a la misma de la norteamericana. Una de las cosas negativas de este volcán, es que sus tefras usualmente abundantes en harina, afectan significativamente la salud de los animales de pastoreo, las cuales se han esparcido por toda la islas tras los sucesivos eventos eruptivos, por lo que es posible fechar con precisión las actividades volcánicas realizadas por dicha estructura a lo largo del tiempo.

Este volcán se estima tiene cerca de 7 mil años de antigüedad y se le calcula un tiempo de vida de 100 mil años según los geólogos. (ver articulo: Núcleo de la tierra)

Leyenda del volcán Hekla

Antiguamente se llegó a pensar que el volcán Hekla, era “La Entrada del Infierno” o fue considerada como “La Prisión de Judas”. En ambos casos, eran lugares con una referencia para nada agradables, por lo que se sugiere que algo debió causar tanto temor en los habitantes del lugar que le han asignado tal comparación.

Según la leyenda este volcán islandés era una de las puertas del infierno, en compañía con el Stromboli de Italia, y esta puerta en particular, era la ruta empleada por el mismo diablo para transportar las almas a los glaciares del mar y congelarlas.

Muchas personas en la antigüedad habían intentado ascender a la cresta del Hekla, sin embargo cuenta la leyenda, que las personas al retornar de dicha actividad, presentaban un cambio de conducta particular, asegurando que los escaladores se volvían “locos”. Por el temor a que les sucediera algo similar a muchos habitantes y por el miedo a no caer en las fauces de la caldera hirviente del infierno, empezaron a desistir con la idea de coronar la cima del mismo. Pero esto no culmina acá, las historias oscuras sobre este volcán apenas inician.

Se dice que en el trayecto a la cima del volcán Hekla, moraban unas aves siniestras, las cuales realizaban unos gritos espeluznantes mientras emprendían su vuelo, principalmente cuando se le acercaba a la “apertura diabólica”. Dichas aves las describían como especias cuyas garras eran de acero y su matiz de un negro intenso. Estas aves hoy en día sabemos que eran los cuervos a los que la cultura nórdica les tenía mucho miedo, porque pensaban que atraían energías oscuras y por ende eran seres mágicos oscuros y la apertura diabólica que se indica, no es más que la chimenea del volcán.

Esta historia se ha avivado por medio de otros lecturas, por ejemplo, luego de la erupción realizada por este volcán en el años de 1104, los monjes cistercienses difundirían por todo el continente el evento suscitado, en el cual el monje Herbert de Clairvaux, mencionaría en su “De Miraculis” que el volcán Hekla era la puerta de entrada al infierno, luego llegaron a comparar a este edificio volcánico con la caldera ardiente de Sicilia, indicando que esta última apenas y puede compararse, ya que sería un simple horno ante el enorme infierno que representaba el Hekla.

Hekla-4

Otro de los hechos relevantes, está asociado a uno de los poemas descritos por el monje Benedeit próximo al año de 1120, en los que hablaba sobre las travesías de Saint Brendan, en donde señalan a este volcán, como la prisión de Judas.

Del mismo modo, el libro Flatey Annal, hablaría sobre un proceso eruptivo acontecido en el año de 1341, en el que un gran cúmulo de personas presenciaron una gran bandada de aves de diferentes tamaños volando en torno a la erupción, por lo que pensaron que estaban presenciando almas. En el siglo XVI Caspar Peucer lo denomina el abismo sin fondo de Hekla Fell y aun se cree que en Pascua, las brujas se congregan en torno a él.

Geología

El volcán Hekla posee una variedad morfológica parecida al de una secuencia de cráteres y el de un estratovolcán, que fue constituido por la acumulación de capas mixtas superpuestas de lava y tefra, emplazándose el mismo, en un nodo de transformación entre la Zona Sísmica del Sur y la Zona Volcánica del Este.

Este posee una apariencia muy particular, lo que sugiere que la misma, no tiene una forma muy común ya que tiene forma de bote invertido, siendo su apariencia un tanto similar al volcán chileno Callaqui. Este volcán se sitúa en una cordillera de por lo menos 40 kilómetros, específicamente en una fisura de 5500 metros la cual lleva por nombre Heklugjá.

Cuando este volcán ha entrado en erupción, dicha fisura en toda su extensión, se abre para liberar el magma retenido en su caldera, la cual se cree se encuentra a 4 kilómetros debajo de su superficie, al igual que un centroide a 2.5 kilómetros por debajo de esta.

En el caso de la tefra producida por el Hekla, se puede mencionar que la misma es venenosa para los animales de pastoreo, principalmente  por su excesivo nivel de flúor, así mismo su contenido de dióxido de silicio es al menos 54% más que el de otras explosiones volcánicas próximas de basalto alcalino de transición.

El Hekla es bueno para la obtención de lavas calcoalcalinas. Del mismo modo sus fenocristales contenidos en el magma al brotar pueden incorporar plagioclasas, piroxeno, titanomagnetita, olivino  y apatita. Cuando este volcán no presenta actividad volcánica, no existe calor en su superficie, por lo que la nieve que aquí cae, suele acumularse formando pequeños glaciales, del mismo modo, los terremotos que se presentan acá son escasos y cuando ocurren es porque apenas dan un máximo de 80 minutos para estallar.

Hekla-5

Este volcán por su localización, plante una excelente oportunidad para comprender  diferentes elementos geográficos que cerca de él suceden, como lo puede ser su tensión, pendiente, apariencia, sismicidad, entre otros. Cabe señalar que se ha comprobado que los terremotos de este volcán cuando alcanzan la escala dos aún se pueden considerar inactivo, pero cuando tocan la escala tres, ya es inminente la erupción.

Historia Eruptiva del Hekla

El Hekla nos ha enseñado, que en la medida que más tarde sin entrar en actividad, mayor es el potencial con el cual puede llegar a explotar. Este volcán de Islandia, ha registrado por primera vez en la historia una erupción desde el año 1104, a partir de allí se han desarrollado por lo menos unas 20 erupciones significativas y otras 25 no tan potentes.

En algunos casos se ha observado un proceso magmático de hasta seis años de duración y otros en donde son solo meses de actividad. Una de las cosas que se teme de este volcán es que no da mucho lapso de tiempo antes de erupción calculándose como máximo una semana.

Hekla-6

Erupciones Prehistóricas

Durante el tiempo geológico del Holoceno, el Hekla llego a generar una explosión magmática de las más potentes en toda Islandia, la cual se desarrolló unos mil años antes de nuestra era, la cual suponen emano a la atmósfera hasta unos 7.3 kilómetros cúbicos de flujo piroclástico, compuesto principalmente por ceniza, lava y material incandescente.

Esta erupción generada un milenio antes de Cristo se le calculó un potencial de hasta VEI 5, por lo que su efecto en el clima mundial no se hizo esperar, calculándose el descenso de las sensaciones térmicas por unos años.

Los geólogos se han percatado de las cicatrices dejadas por esta erupción en las turberas escocesas, del mismo modo que un estudio biológico en algunos bosques de Irlanda, indican por medio de los anillos concéntricos de los mismos, que el desarrollo de la vida natural, se rezago durante esa época como consecuencia de la incidencia solar en el lugar, se estima que esto fue por varias décadas.

Otras erupciones importantes antes de Cristo, han sido la H5 hace 5050 años, la H-Sv hace 3900 años, la H4 aproximadamente en el 2310 y el H3 en el año 950. Dichas fechas son aportadas por el Programa Global de Vulcanismo.

Una de las formas en las cuales puede llegar a medirse en qué momento de la da historia el Hekla ha entrado en erupción, es por medio de los restos de cenizas y tefra riolítica que suele dejar como rastro en capas gruesas por más del 80% de la isla.

Al estudiar las capas del suelo, es posible percatarse del tal circunstancia, incluso desde Orkney, en la región escandinava en pleno continente europeo, se han podido conseguir, así como en esta región al norte del continente, en otros sectores también. Se calcula que un tercio del material volcánico depositado en Alemania, Irlanda, Reino Unido y Escandinavia proviene del Hekla.

Erupciones de 1104 a 1878

La primera erupción descrita y asentada por el hombre fue en el año 1104, para esa fecha se estimaba que el Hekla había permanecido en reposo por al menos 250 años, dicha explosión consiguió emanar a la atmósfera por lo menos unos 1200 metros cúbicos a unos 2500 metros cúbicos de tefra rodacítica, por al menos unos 55 mil kilómetros cuadrados de superficie en toda Islandia.

Se ha calculado a dicho estallido como la segunda de mayor importancia en todo ese país, desde tiempos geológicos prehistóricos, calculándose la potencia de la erupción en un VEI 5, donde granjas a más de 70 kilómetros fueron afectadas.

Hekla-7

En los años subsiguientes, se generaron explosiones potentes 1158 (VEI 4), 1206 (VEI 3), 1222 (VEI 2). En estas tres erupciones en particular, la primera fue la más potente emanando cerca de 150 metros de lava y 200 metros de tefra.

Otra explosión VEI 4 se produciría en el año 1300 y se prolongaría por todo un año, calculándose como la segunda explosión de mayor potencia en toda Islandia, dicha magnitud abarco cerca de 300 mil kilómetros cuadrados en superficie, con al menos 310 metros cúbicos de tefra, 500 metros cúbicos de lava, concentraciones de dióxido de silicio de hasta un 64% y más de 500 fallecidos.

Dos erupciones fuertes tipo VEI 3 se desarrollaron en los años de 1341 y 1389. En la primera de estas erupciones, el daño principal fue ocasionado al ganado de pastoreo por la tefra que se depositó en los campos. Con respecto a la segunda explosión, se registró igual deposición de tefra que la vez anterior, cerca de 300 metros cúbicos de lava y afectó severamente a las granjas aledañas.

Las siguientes erupciones potentes se registrarían en el año de 1510 y 1597 ambas VEI 4, donde se registraron la muerte de una persona, lanzamientos de bombas volcánicas y tefra a su alrededor, dañando las granjas vecinas.

En el año 1636 se desarrolló por todo un año al menos una explosión VEI 3 donde una gran cantidad de tefra emanada produjo la muerte de muchos ganados de pastoreo. En el año de 1693, se ha producido nuevamente una explosión VEI 4 que duro al menos unos siete meses, emanando grandes cantidades de tefra, generó lahares y tsunamis. La cantidad de especies animales que fallecieron durante esta explosión fue asombrosa, del mismo modo que en Islandia, hacia Noruega se vieron afectada la fauna acuática de algunos ríos, falleciendo grandes cantidades de salmones, truchas, perdices y más ganado de pastoreo.

En el año 1725 se ha producido una erupción en el Hekla VEI 1 donde se depositaron flujos de lava sobre las antiguas deposiciones. En el año 1766 se ha desarrollado por al menos dos años una explosión VEI 4, emanando grandes cantidades de lava que se esparcieron por al menos 65 mil metros cuadrados y se difundió la tercera mayor cantidad de escombros incandescentes de Islandia en la actualidad, hubo muerte de ganado peces, granjas afectadas, lahares, entre otras. En 1845 se desarrolla una nueva erupción por casi un año, esta explosión fue aterradora, el estruendo en el suelo que avisaba la actividad del Hekla perturbo a la población.

Muchos peces de los ríos cercanos murieron a causa de las elevadas temperaturas a las cuales se vieron expuestos, los corderos huían desorientados, la lava se desplegó durante varios meses capa sobre capa, muchos animales perecieron al igual que granjas quedaron destruidas, la capa de hielo en su cima se derritió, dando paso a lahares y se observó la presencia de piedras pómez a más de cinco kilómetros del epicentro, las cuales pesaban hasta media tonelada. Finalmente en 1812 una erupción VEI 2 en el Hekla expulso una significativa porción de lava y escombros incandescentes por sus fisuras.

Erupciones de 1913  a 1948

Solo dos explosiones importantes se registraron, una en 1913 con una potencia de VEI 2 y la de 1948 con una potencia de VEI 4. En la primera se desarrollaron fisuras importantes en torno al Hekla por las que se derramaron buenas cantidades de lava. En el caso de la segunda erupción fue más significativa considerándose la segunda emanación de lava más importante del Hekla en toda su historia y al menos la segunda de mayo importancia del siglo XX hasta el año 1979. Esta erupción retumbo a toda la isla no solo con su rugir, sino también con un sismo e categoría 6 en la escala Mercalli.

Hekla-8

La intensidad de la erupción fue incrementándose hasta el punto de desarrollar una grieta en su cima de por o menos cuatro mil metros de longitud. La columna de ceniza volcánica se irguió por al menos 30 mil metros sobre el nivel del mar. Grandes cantidades de piedra pómez, polvo, escombros incandescentes piroclastos entre otros, fueron arrojados desde el Hekla, incluso algunas bombas alcanzaron a ciertas granjas a más de mil metros de distancia. Esta explosión abarco cerca de 3130 kilómetros cuadrados entre tierra y mar, donde la cantidad de tefra arrojada fue simplemente descomunal.

Algunas personas consideran a esta erupción como la siguiente a la de 1104 por lo que tuvo un periodo de extensión de casi un milenio. Uno de los hechos más significativos, fue la presencia de tubos de lava por toda la llanura circundante al Hekla, la cual se desplazó por lo menos 8 mil metros varios días, teniendo esta por lo menos una altura de 15 metros. Algunas personas fallecieron grabando este inusual flujo de lava. Se dice que cuando la lava dejo de fluir esta alcanzó los 40 mil metros de distancia y en algunos lugares alcanzó 100 metros de altura.

Erupción de 1970 al 2000

La erupción de 1970 tuvo una potencia de VEI 3 y la tefra logro expandirse por al menos unos 40 mil kilómetros cuadrados, donde se desarrolló una gran cantidad de lava. La grieta principal del Hekla solo entro en actividad en la ladera suroccidental, una señal que denotó que este edificio volcánico estaba entrando en erupción, fue la nieve que se estaba derritiendo en su cima, la primera señal la arrojo la piedra pómez sobre centrales eléctricas que produjo la evacuación de todos en la región. El flujo piroclástico con bombas fue uno de los aspectos más peligrosos que se produjo, donde muchos animales en la periferia del mismo, fallecieron.

Hekla-9

En 1980 se produce una nueva erupción VEI 3 y al año siguiente una VEI 2, donde fue expulsada una buena cantidad de lava y tefra y la fisura se apertura en al menos siete mil metros de largo y se produjeron pilares de ceniza de hasta 15 mil metros de altura. Fue inusual por el corto tiempo de la primera erupción y la segunda erupción ocasionó un nuevo cráter. En 1991 se produce una nueva VEI 3 con grandes expulsiones de lava, tefra y cenizas, siendo una actividad similar a la pliniana y la lava producida tenia altos niveles de dióxido de silicio.

Con respecto a la erupción del 2000, es la más actual de todas y se consideró una VEI 3, donde el volumen de lava y tefra fue importante. Esta actividad tuvo cuatro momentos importantes, la explosión inicial, la fuente de fuego, el estallido estromboliano y la emanación de lava. El material piroclástico arrojado se observó a 5 kilómetros a la redonda. La columna de cenizas se elevó a más de 15 mil metros de altura y los registros obtenidos por un vuelo accidental de la nasa sobre la zona, arrojó datos especiales del mismo.

Dejar Comentario