≡ Menu




Rainier, lo que aún desconoce sobre este parque

Considerado como uno de los volcanes más peligrosos y altos del mundo, el Monte Rainier se convierte cada año en una de las principales atracciones turísticas que nos ofrece el Parque Nacional que lleva el mismo nombre ubicado en los Estados Unidos. Se trata de una montaña que posee una altura de casi 4.400 metros y el pico se encuentra cubierto permanentemente de nieve. Acompáñanos a conocer más sobre este estratovolcan y su historia.

Rainier

Volcán Monte Rainier

En el Condado de Pierce, Estados Unidos, se encuentra situado uno de los estratovolcanes de mayor popularidad e interés del planeta tierra como lo es el monte Rainier o simplemente conocido como Volcán Rainier. Esta formación geológica se ubica a 87 kilómetros al sureste de la ciudad de Seattle en Washington y está considerada como la montaña de mayor prominencia de todo el país norteamericano, además de ser el pico más alto localizado en la Cordillera de las Cascadas, registrando una altura superior a los cuatro mil metros sobre el nivel del mar.

Rainier-1

El estratovolcan Rainier está descrito por muchos expertos y científicos como uno de los volcanes de mayor peligrosidad en el mundo, además de formar parte de la lista de los volcanes de la Década, eso debido a la gran cantidad de hielo glaciar que posee, de hecho, el monte puede llegar a producir lahares masivos que podrían representar un alto peligro para todo el Valle del río Puyallup. Estamos sin duda alguna frente a uno de los atractivos visuales más impactantes de los Estados Unidos.

El monte Rainier, como también es conocido este estratovolcán, llama la atención de todo aquel visitante que decide hacer turismo en la maravillosa ciudad de Seattle en los Estados Unidos. Si usted alguna vez se aventura a vivir esa gran experiencia, será casi imposible no observar desde lejos la hermosura de lo que está considerado como el pico más alto de las montañas Cascadas, ese es precisamente el Monte Rainier. Aunque muchos se confunden al describirlo como una montaña alta, lo cierto es que se trata de un volcán activo de alta peligrosidad.

El volcan Rainier está incluido en la lista de las montañas más importantes del planeta Tierra, de hecho, se ubica en la posición número 21 de mencionada lista. El monte se encuentra situado a unos 13-211 metros de su punto más bajo, además de ser considerada como la montaña más prominente en la parte inferior continental de los Estados Unidos. Subir a la cima de este volcán se convierte en una gran aventura de alto extremo para cientos de turistas que llegan a la zona cada año.

Al llegar a la cima del Monte Rainier las personas se pueden encontrar con una vista panorámica única en los Estados Unidos. Desde ese punto del volcán los turistas también podrán observar otro famoso volcán ubicado en la misma zona como lo es el Monte St. Helens, además que se puede conseguir una buena mirada al Monte Adams, Glaciar Peak, Monte Baker y el Monte Hood, todos considerados excelentes atractivos turísticos de la región.

Este estratovolcán de los Estados Unidos posee muchas características que lo hacen sobresalir en comparación con otros volcanes del mundo, pero quizás una de sus principales potencialidades tiene que ver con las dimensiones que contiene, incluso al punto de estar considerado como la montaña de mayor elevación de Washington y la Cordillera de las Cascadas. El Monte Rainier posee una altura de 4027 metros, por lo que desde allí se puede obtener una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad. (Ver artículo: Volcán Ollague)

Geografía

En la parte anterior de este interesante artículo estuvimos descubriendo alguna de las principales características y cualidades que podemos encontrar en el estratovolcán de nombre Rainier. Ahora vamos a entrar en lo que tiene que ver con su geografía, para ello, debemos decir en primer lugar que estamos frente a una de las montañas más altas de los Estados Unidos, incluso, para muchos el Monte Rainier es la más alta de todo el estado de Washington y la Cordillera de Las Cascadas.

Rainier-2

El Monte Rainier, como también se le conoce a este estratovolcán de alta peligrosidad, posee muchas características que valen la pena conocer, comenzando por supuesto con aquello referente a su ubicación y dimensiones. El Rainier se encuentra localizado en el Condado de Pierce, específicamente a unos 87 kilómetros al sureste de la ciudad de Seattle, Washington en los Estados Unidos. Considerada como la montaña con mayor prominencia del país norteamericano, Rainier se presenta como un excelente atractivo turístico y natural de toda la región.

Este estratovolcán puede recibir muchos nombres dependiendo de la zona en donde nos encontremos. Si bien es cierto que la mayoría de las personas en el mundo lo conocen bajo el nombre de “Monte Rainier”, lo cierto es que esta formación geológica también obtiene otras terminologías como por ejemplo “Monte Rainier”, “Monte Tacoma” o “Monte Tahoma”, sin embargo, a pesar de su variedad de término, este volcán es considerado uno de los más activos y peligrosos, no solo de los Estados Unidos sino del mundo.

El Monte Rainier está constituido por una prominencia de 4027 metros, más alta que la del K2. Se considera como el pico con la mayor cantidad de glaciares de todos los 48 estados más al sur de los Estados Unidos. En esta zona se pueden localizar un total de 26 glaciares mayores, además de 93 km2 de campos de nieve y glaciares permanentes. Si hablamos un poco sobre la cumbre del volcán, podemos decir en primer lugar que éste lugar está coronada por dos cráteres volcánicos.

Cada uno de estos dos cráteres volcánicos ubicados en la cumbre del volcán Rainier posee más de 300 m de diámetro, mientras que el más grande de ellos se encuentra situada al este superpuesto por el cráter oeste. Es una zona con altas temperaturas, de hecho, el calor geotérmico que trasmite este estratovolcan provoca que ambos bordes de los cráteres siempre estén libres de nieve y hielo. Además en esta zona se ha formado también la red volcánica de cuevas glaciares más grande del mundo dentro de los cráteres llenos de hielo.

Rainier-3

Es sin duda alguna una de las zonas más destacadas del volcán Rainier, sin embargo, también debemos hacer mención al pequeño lago de cráter el cual posee una longitud aproximada de 40 metros, 9.1 metros de anchura y cinco de profundidad ocupando la parte más baja del cráter al oeste por debajo de más de 30 metros de hielo. A este lugar solo es accesible entrar a través de las cuevas. Se describe como el más alto de América del Norte con una altura superficial de 4329 metros.

Ciertas zonas de la parte superior del volcán Rainier están caracterizadas por contener algunas rocas alteradas hidrotermalmente, sin embargo, la mayoría de estas rocas se colapsaron hace aproximadamente unos 5.600 años provocando la formación de un lahar masivo el cual es conocido como Osceola Mudflow. Las erupciones y frecuencia de las últimas erupciones del volcán Rainier nos hace indicar que el Monte es un volcán activo que pudiera entrar nuevamente en erupción próximamente.

Actividad

En esta parte de nuestro artículo relacionado con el volcán Rainier ubicado en los Estados Unidos vamos a estar haciendo referencia a la actividad constante que posee este interesante estratovolcán, considerado por muchos expertos como uno de los más activos y peligrosos del mundo entero. Para comenzar a hablar sobre su actividad es importante mencionar en primer lugar que el Rainier es lo que se conoce como un volcán gigante, y aunque en la actualidad parece estar tranquilo, se considera como un volcán activo.

Rainier-4

El Monte Rainier registró una de sus últimas actividades eruptivas durante el año 1894 y desde allí se ha mantenido en permanente receso, aunque siempre con la amenaza de volver a presentar una erupción violenta. Algunas investigaciones realizadas por parte de científicos internacionales han revelado que este volcán ha entrado en erupción al menos una docena de veces en 2600 años de existencia, por lo que podemos notar su alto nivel de actividad.

A lo largo de su existencia el volcán Rainier de los Estados Unidos ha presentando mucha actividad eruptiva de alta peligrosidad. Quizás una de sus mayores erupciones registradas tuvo lugar hace aproximadamente 2.200 años. Por ser considerado como un volcán activo, el Rainier tiene la capacidad de registrar pequeños temblores o movimientos sísmicos de alta frecuencia en la zona. La mayoría de estos sismos ocurren cada día, mientras que cada mes hay una posibilidad de hasta cinco sismos e la cumbre.

Son muchos los científicos internacionales que se han atrevido a realizar investigaciones sobre la actividad eruptiva del Monte Rainier y la mayoría de ellos se han enfocado en los movimientos sísmicos que ocurren con frecuencia en esta zona. Algunos de ellos ha llegado a la conclusión de que estos terremotos ocurren debido a los fluidos que circulan en el interior de Monte Rainier lo que hace que la tierra presente ciertos movimientos de pequeñas magnitudes durante un tiempo determinado.

Una de las actividades eruptivas de más reciente data relacionada con el Monte Rainier tuvo lugar entre los años de 1820 y 1854, sin embargo, algunos testigos presenciales sostienen haber observado actividad volcánica durante los años de 1858, 1870, 1879, 1882 y 1894. A pesar de que el volcán Rainier recibe la clasificación de un volcán activo, lo cierto en todo caso es que desde el año 2010 esta formación no ha evidenciado una erupción inminente, sin embargo, eso no evita que siga representando un alto peligro para la humanidad.

No es en vano que el volcán Rainier sea considerado como uno de los más peligrosos del mundo. Este estratovolcán está caracterizado por muchos factores, sin embargo, uno de los más importantes tiene que ver con su constante actividad sísmica. De acuerdo a varias investigaciones realizadas sobre el volcán Rainier, se ha determinado que puede llegar a experimentar aproximadamente unos 20 seísmos de baja intensidad a lo largo del año.

Esa situación convierte al volcán Rainier en el más activo a nivel de seísmos del norte de la Cordillera norte, también conocida como Cascade Range, después del Monte Santa Helena. Además se describe como uno de los más peligrosos del planeta Tierra y gracias a su impresionante cantidad de hielo glaciar, Rainier puede producir lahares masivos, representando un alto peligro para todo el valle del río Puyallup.

La actividad eruptiva en el volcán Rainier se podría decir que comenzó hace millones de años atrás y cada una de éstas ha dejado considerables secuelas que aún permanecen a pesar de tiempo. Una de estas erupciones, ocurrida hace aproximadamente unos 5.600 años, provocó que la parte más alta del volcán se derrumbara, dando paso a la formación de un gran cráter abierto al noroeste, parecido al del volcán de Santa Helena. (Ver artículo: Volcán Quizapú)

Una amenaza constante

A lo largo de este interesante artículo sobre el Monte Rainier hemos venido destacando el carácter de “activo” que recibe este volcán situado en los Estados Unidos. Si bien es cierto que el volcán Rainier están considerado como una formación geológica activa, hasta la fecha no hay evidencia de una erupción inminente, sin embargo, los científicos y conocedores del tema no dejan de alertar sobre una posible nueva erupción violenta que podría ser devastadora para todas las zonas ubicadas en los alrededores de este volcán.

Rainier-5

Anteriormente pudimos mencionar que el volcán Rainier se encuentra incluido en la lista de los Volcanes de la Década que recordemos es una lista de al menos 16 volcanes del mundo, que en caso de volver a reactivar su actividad eruptiva, podrían causar grandes pérdidas, no solo materiales sino humanas también. Todo puede pasar cuando un volcán recibe la clasificación de activo, es decir, el riesgo siempre va a estar presente para la humanidad.

Hay quienes se atreve a realizar comparaciones entre el volcán Rainier con otros estratovolcanes del mundo, por ejemplo, el Monte Santa Helena. De hecho si el volcán Rainier llegara a registrar una actividad eruptiva como la presentada en el Monte Santa Helena el 18 de mayo de 1980, los efectos de la misma serían realmente sorprendentes, incluso aún mayores que el anterior, debido a que Rainier posee más hielo atrapado en comparación con el Monte Santa Helena.

Todo esto podría suceder debido a que las áreas aledañas del Monte Rainier se encuentra mucho más densamente pobladas en comparación con el Monte Santa Helena, ya por allí podría representar un riesgo mortal para esas personas que viven muy cerca del volcán. Por su parte los lahares también representan el mayor peligro hacia la vida y lo material, debido a que varias comunidades están situadas sobre depósitos viejos de lahar.

Precisamente el tema relacionado con la densidad poblacional en la zona cercada del volcán Rainier ha sido una de las mayores preocupaciones que tienen científicos y expertos en estudios geológicos, ya que, una nueva erupción violenta por parte del Monte Rainier podría ocasionar una de las tragedias naturales más impactantes de la historia mundial. Existen más de 150.000 personas que viven en depósitos antiguos de lahar procedentes del volcán.

En el volcán Rainier no sólo existen mucho hielo sobre la superficie, sino que además este tipo de volcán está siendo lentamente debilitado por la actividad hidrotermal. Es importante recordar que el Monte Rainier también tiene la capacidad de producir lava y flujo piroclástico, por lo que su nivel de peligrosidad es aún mayor. Durante millones de años, el volcán Rainier ha estado caracterizado por entrar en actividad eruptiva una y otra vez.

Rainier-6

Las erupciones registradas por el volcán Rainier hasta la fecha han sido prácticamente de dos tipos: La primera de ellas conocida como erupciones productoras de lava y la segunda han sido erupciones explosivas, quizás la más peligrosa de todas. Estas erupciones se han encargado de almacenar capas de lava y escombros volcánicos, dando paso a la formación del cono que caracteriza a los volcanes compuestos.

Es importante mencionar que el Monte Rainier se encuentra ubicado en una zona de mucha actividad sísmica. Recordemos que está situado en una zona llamada de subducción donde constantemente se registran choques entre las placas continentales y las placas oceánicas que dan paso a lo que popularmente se conoce como movimientos sísmicos, algo que se ha vuelto una costumbre en esta zona de los Estados Unidos.

Es importante hacer referencia al tema de la ubicación de zonas pobladas cerca del volcán Rainier, ya que, eso representa uno de los mayores riesgos ante la posibilidad de que el Monte vuelva a entrar en erupción.  Según algunos cálculos, se estima que el Rainier se encuentra cerca de una población constituida por más de 3.3 millones de personas en el área metropolitana de Seattle Tacoma, mientras que su sistema de drenaje vía el río Columbia impacta peligrosamente en otras 500.000 personas residentes del sudoeste de Washington y del noroeste de Oregón.

Por todas y cada una de estas razones es que el Volcán Rainier se considera como uno de los volcanes más peligrosos para la población en caso de llegar a entrar nuevamente en un proceso de erupción, sin embargo, también es un riesgo las avalanchas de escombros que implicaría una erupción violenta por parte de este estratovolcan de los Estados Unidos.

Recientemente un grupo de científicos pertenecientes a la Universidad de Atah en los Estados Unidos determinaron que el volcán Rainier, una de las montañas más elevadas de todo el norte de América está a punto de entrar nuevamente en un proceso de erupción violenta debido a que descubrieron que el magma del volcán ya está subiendo hacia la superficie dentro del volcán, sin embargo, como ya es habitual en estos casos, se desconoce con exactitud la fecha en la que esto podría suceder. (Ver artículo: Volcán Tacora)

Una mirada al pasado

Para conocer la peligrosidad que representa un volcán para la humanidad es necesario realizar un paseo por la historia y conocer más de cerca el comportamiento que han tenido estas formaciones geológicas durante el paso del tiempo. En referencia al Monte Rainier se podría comenzar diciendo que se trata de un estratovolcán que registra un máximo de cinco terremotos mensuales cerca de la cumbre.

Rainier-7

Sin embargo también se produce el fenómeno natural conocido bajo el nombre de “Enjambres” que ocurren de cinco a diez terremotos superficiales de más de dos o tres días que tienen lugar de vez en cuando, con mayor fuerza en la región que se localiza a unos cuatro kilómetros por debajo de la cima, muy cerca del nivel del mar. Estos movimientos sísmicos son producidos, según algunos expertos, debido a la circulación de fluidos calientes debajo del volcán.

Es importante aclarar que los movimientos sísmicos son características comunes en los volcanes y la mayoría de las veces no están asociadas con la actividad eruptiva de un volcán. Durante su historia, el Monte Rainier ha presentado varios de estos. Hubo series con una duración de varios días durante el año 2002, 2004 y 2007, dos de ellos incluyeron terremotos de magnitud 3.2. Sin embargo en el año 2009 fue cuando ocurrió lo que hasta ahora se conoce como el mayor número de eventos de todas las series sísmicas relacionadas con el Rainier.

Curiosidades

¿Se ha preguntado usted alguna vez por qué este volcán se llama Rainier? Quizás es una de las mayores curiosidades que rodea a esta imponente estructura geológica la cual se encuentra ubicada en los Estados Unidos, específicamente en el estado de Seattle. Lo primero que debemos saber es quién fue el responsable de dar ese nombre al volcán, para ello vamos a hacer mención a George Vancouver. Precisamente fue este personaje quien se encargó de dar el nombre de “Rainier” al volcán y lo hizo en honor del almirante Peter Rainier.

Rainier-8

En la parte inicial de nuestro artículo aclaramos que el Rainier puede recibir varios nombres, uno de ellos es el de “Monte Tahoma” y precisamente otra de sus curiosidades está relacionada con este aspecto. ¿Sabe usted que significa Monte Tahoma? Pues no es más que “montaña Dios”. Seguramente muchos desconocemos cuando se logró alcanzar por primera vez el pico de la montaña: Tal situación ocurrió en agosto de 1870 por parte de Stevens y PB Van Trump, encargado de alcanzar por primera vez el pico de esta montaña.

El área donde se encuentra ubicado el Monte Rainier fue declarada Parque Nacional en el año 1899 y desde entonces este lugar recibe la visita de más de dos millones de turistas cada año proveniente de diferentes partes del mundo. Muchos creen que se encuentra situado muy cerca del estado de Seattle, pero en realidad el Monte Rainier está a unas 87 millas de distancia. Algunas de las localidades que se encuentran más cerca de este volcán son Tacoma, aproximadamente a unos 65 kilómetros, mientras que otras pequeñas ciudades están aun más cerca. (Ver artículo: Volcán Corazón)

Parque Nacional Monte Rainier

En el sudeste de Pierce County y al noroeste de Lewis Country en el estado de Washington se encuentra ubicada una de las atracciones turísticas de mayores popularidades en los Estados Unidos. Se trata del Parque Nacional del Monte Rainier, establecido el dos de marzo de 1899 como el quinto parque nacional de todo el país norteamericano. Este parque está abarca aproximadamente unos 956,60 km2, incluyendo uno de los volcanes más peligrosos del mundo como lo es el Monte Rainier.

Rainier-9

Quizás la principal atracción que podamos encontrar dentro del parque sea precisamente el volcán Monte Rainier, un estratovolcan que posee una altura de 4.392 metros sobre el nivel del mar y que destaca por regalarnos una de las mejores vistas panorámicas de toda la ciudad. La montaña se encuentra elevada abruptamente desde el terreno circundante con elevaciones en el parque que van desde los 490 a los 4.300 metros.

Antes de hablar de las maravillas naturales que nos ofrece este lugar es importante hacer mención un poco a lo referente a su historia. El Parque Nacional Monte Rainier fue fundado en el año 1899, tras el entusiasta y continuo apoyo de los ciudadanos American, de los dignatarios European y de los grupos científicos y de empresas locales y nacionales. Todos se unieron con la idea de crear un lugar donde se le diera importancia al patrimonio nacional y cultural de la región.

Dentro del Parque Nacional Monte Rainier usted no sólo podrá disfrutar del volcán que lleva el mismo nombre, sino que además el lugar ofrece la oportunidad de contemplar lo hermoso de la naturaleza con una extensa y nutrida fauna y flora. Durante la temporada de verano es común observar ardillas terrestres y arborícolas, al igual que algunas aves como charas crestadas, charas grises y cuervos.

Rainier-10

El Parque Nacional está dominado en su totalidad por la imponente vista que nos ofrece el Monte Rainier, considerado el volcán más alto y el quinto pico más elevado de los Estados Unidos. Posee una altura casi de 4.400 metros, por lo que se convierte en uno de los paisajes naturales más destacados de la zona central de Washington. El Parque ha sido declarado como un espacio natural, donde existen praderas alpinas, bosques, arroyos y unas impactantes cascadas.

Para los amantes del aire libre, el Parque Nacional Monte Rainier ofrece la oportunidad a los turistas de realizar cortos recorridos en bicicleta o trineo, escalar en roca y hasta vivir una experiencia de ski cross-country. Es sin duda alguna una de las mejores opciones turísticas para disfrutar en compañía de familiares y amigos. Como información importante podemos decir que el parque abre sus puertas todos los días desde mayo hasta principios de octubre, además de días feriados y fines de semana fuera de temporada.

También está la posibilidad que visitar el Parque Nacional Monte Rainier durante el día y al llegar la noche puedes estudiar la posibilidad de reservar una habitación en el hotel National Park Inn ubicado en Longmira, aunque también existen varias opciones dentro del parque donde usted podrá acampar con facilidad.

Dejar Comentario