≡ Menu




Quilotoa: Información, actividades, turismo y más

El Quilotoa es una caldera volcánica que contiene en su interior a una de las 15 lagunas de origen volcánico más hermosas en su tipo. Esta se formó luego de una fuerte explosión hace ya más de 812 años, donde el flujo volcánico logro llegar a las costas del pacífico. Para saber más, lea el presente artículo.

Quilotoa

Información sobre el volcán Quilotoa

El Quilotoa es una caldera volcánica que se formó hace ya más de 812 años, por lo que se considera al mismo un volcán potencialmente activo. Actualmente su cráter presenta una dimensión cercana a los 9 kilómetros de magnitud y dentro de este se ha llegado a formar una laguna de hasta 250 metros de profundidad con una coloración turquesa que se la dan los minerales en su interior. Desde la superficie del agua de la laguna a su cresta hay cerca de 440 metros. La misma se ubica a una altura de 3814 metros sobre el nivel del mar y sus temperaturas rondan los 3 a 17 ºC. Esta se localiza a 15 kilómetros de Zumbahua en el cantón Pujilí, provincia Cotopaxi. (ver articulo: Monte Amiata)

Quilotoa-1

Dónde queda

La ubicación geográfica del Quilotoa, queda al sur del continente americano, en la nación ecuatoriana, dentro de la provincia de Cotopaxi, en el Cantón de Pujilí. Del mismo modo, se puede complementar esto con la localización astronómica la cual se emplaza entre la Latitud ecuatorial 0º y 1º Latitud Sur. Este volcán tiene la particularidad de ser el que se encuentra más al occidente de dicho país en suelo continental en plena Cordillera de los Andes, teniendo una altura aproximada de unos 3814 metros sobre el nivel del mar. La apariencia del mismo no es la de un cono volcánico, sino que es la de una caldera.

Hay que señalar que otro de los aspectos importantes relacionados con la ubicación de la caldera volcánica del Quilotoa, es que esta se localiza en el arco volcánico continental del Ecuador, el cual contiene al menos unos ochenta y cuatro estructuras geológicas del mismo origen y si añadimos los volcanes que conforman el Archipiélago de las Galápagos, podemos mencionar que este país es el tercero en el mundo por detrás de Indonesia y Chile en posesión de volcanes. Mucha de estas formaciones hoy en día aún se encuentra en erupción, otras como volcanes activos y potencialmente activos. (ver articulo: Volcanes del Ecuador)

Ciertamente la caldera volcánica del Quilotoa, podemos clasificarla como un volcán potencialmente activo, es decir que el mismo se encuentra entre aquellos que han entrado en actividad eruptiva entre los 500 y 10 mil años de antigüedad, pudiendo la misma volver a activarse en cualquier momento. Pare ello los estudios vulcanólogos tratan de determinar estadísticamente la frecuencia eruptiva del mismo, y a pesar de haber pasado ya unos 812 años aproximadamente desde que se formó dicha estructura en una actividad VEI-6, no descartan que vuelva a activarse, ya que en la región existen volcanes con una frecuencia de mil años.

Ciertamente el Quilotoa al igual que los volcanes de su país, integran una banda superior de este tipo de estructuras geológicas, estamos señalando al “Cinturón de Fuego del Pacífico”, la cual podemos describir como aquellas formaciones volcánicas que se generaron en torno a las placas que se encuentran dentro de dicho océano, ya que estas realizan en su gran mayoría, un contacto convergente donde las mismas ceden por debajo de las placas continentales. En el caso del Ecuador, forma parte de la placa de Suramérica y las Galápagos están sobre la placa de Nazca, siendo estas dos las que colisionan para crear dicha zona volcánica.

Cómo llegar

Si quieres llegar a la caldera volcánica del Quilotoa, debe tener en cuenta que te tienes que trasladar hasta la Parroquia Zumbahua, la cual se localiza al suroeste y occidente del Cantón Pujilí, dentro de la Provincia de Cotopaxi, en Ecuador. Esta zona posee una altura que oscila entre los 3300 y los 4000 metros sobre el nivel del mar. Del mismo modo debes tomar en cuenta que la comunidad de Zumbahua no se encuentra justo al lado o en torno al volcán, pero si es la localidad más cercana a dicha estructura volcánica, accediendo por una carretera que se llama “Sigchos Quilotoa” en la que puedes encontrar una serie de hoteles para descansar. (ver articulo: Nevado del Tolima)

Quilotoa-2

Ahora para llegar a dicha caldera volcánica del Quilotoa por autobús desde la ciudad de Quito, deberás buscar en el Terminal Terrestre de Quitumbe que está en la parte baja de la misma urbe, una línea de transporte público que tenga como ruta y destino la capital de la Provincia de Cotopaxi, cuya ciudad es Latacunga. Dicho trayecto puede tomar cerca de una hora y media, dependiendo del tráfico en la capital de la nación. Ya estando en la terminal de Latacunga, debes tomar un nuevo autobús, pero ahora con dirección a Zumbahua, que dista a unos 64,33 kilómetros, por un sendero montañoso, por lo que el viaje puede durar cerca de las dos horas. Una vez en dicha comunidad estas a tan solo 15 kilómetros de destino.

Muchas personas optan por pagar a una camioneta pick-up que los lleve hasta la caldera volcánica del Quilotoa, otros prefieren subir en bicicleta hasta la cima, también puedes esperar una buseta que pase por el lugar o simplemente optas por llegar caminando. Dicha decisión dependerá de tu comodidad, aunque ciertamente estarás disfrutando de un paisaje muy agradable. Muchas personas visitan esta caldera, ya que la misma se encuentra cubierta por agua y ha formado una laguna en el interior del cráter que se formó posterior a la explosión.

Si por el contrario tienes la posibilidad de llegar hasta el Quilotoa con un vehículo particular, debes tomar en cuenta que trasladarte desde la capital de la nación ecuatoriana, significa recorrer cerca de unos 178 kilómetros, por lo que tu transporte debe estar en buenas condiciones para tal hazaña. En este sentido desde la urbe de Quito deberás acceder a la carretera Panamericana, hasta alcanzar la ciudad de Latacunga, pudiendo tardar en promedio unos cuarenta y cinco minutos a una hora, ya estando en la Provincia de Cotopaxi empalma con  la carretera Pujilí-La Maná que te llevará a la comunidad de Zumbahua. (ver articulo: Volcán Stromboli)

Quilotoa-3

No olvides que al llegas a dicha pequeña Parroquia, te faltaran escasos quince kilómetros para acceder a la laguna y caldera volcánica del Quilotoa, a hacerlo, tendrás un espacio en la zona para aparcar tu vehículo sin mayores dificultades. Del mismo modo, es bueno que sepas que existen empresas dedicadas al Full Day que tienen como punto de partida la capital ecuatoriana. Generalmente estas actividades parten a partir de las 7 am y culminan aproximadamente a las 19 pm. Ocasionalmente este programa incluye otras paradas para que no solamente disfrutes de una sola estación, estas salidas te ofrecen diferentes servicios.

Actividades

Una de las actividades que se realiza con mucho placer una vez llegado al volcán Quilotoa, es recorrer toda la caldera volcánica, la cual tiene una dimensión aproximada de unos nueve kilómetros de diámetro, dicha actividad requiere de al menos unas cinco horas de recorrido, la cual puedes hacer con la ayuda de algunos animales de carga como las mulas o los caballos, así mismo, debes saber que existen guías que se disponen a colaborar con la caminata ya que en ella existe un trío de elevaciones picudas creadas a partir de la lava petrificada, que logran alcanzar los 3800 metros sobre el nivel del mar.

Del mismo modo, en esta ruta en torno a la caldera volcánica no solo vas a ascender los picos, sino que también puedes bajar a la franja costera que se forma en la laguna, para lo cual existe un camino que te permite llegar a una pequeña playa en el interior del cráter, dicho recorrido toma al menos una media hora de descenso y una hora de ascenso, ya que la pared por la cual hay transitar, tiene una altura aproximada de unos 280 metros, siendo esta de una pendiente fuerte. Cerca del lugar, en la sección baja de la cuenca, puedes disfrutar de un alojamiento de hoteles, bares y similares estando estos 300 metros por debajo de la altura del Quilotoa.

Otra de las opciones que tienes como turista al llegar a la caldera del Quilotoa, es que puedes acampar en la franja costera de laguna, para lo que deberás descender hasta la sima del cráter. Recuerda que para esto debes tomar ciertas precauciones como por ejemplo, contar con agua potable, ya que en dicho espacio no contarás con la misma, a menos que optes por la compra de algún envase de este producto en la zona hotelera. Un punto a favor, es que en este lugar dispones de baños tanto masculinos y femeninos para fines higiénicos y urinarios.

Quilotoa-4

En la laguna del Quilotoa, puedes practicar la actividad deportiva y recreativa del Kayak, por lo que puedes alquilar o incluso llevar tu equipo a este espejo lacustre. SI eres una de las personas que por ejemplo, opto por pagar un Full Day hacia dicha área, te llevaran a disfrutar de algunos miradores tanto el de esta caldera como el de Shalalá, además de disfrutar de las actividades antes mencionadas. También contemplaras un taller artesanal y una alfarería en las localidades del Tigre y La victoria respectivamente. Muy importante, llevar refrigerio para su mayor comodidad e igualmente asistir con ropa abrigada, lentes de sol y protección solar.

Turismo

Uno de los hechos más notables de la caldera volcánica del Quilotoa es su laguna, catalogada como una de las quince formaciones lacustres más hermosas en su clase. Dicho espacio natural creado a partir del colapso de una estructura que formó un cráter de más de nueve kilómetros de diámetro y una laguna turquesa de aproximadamente tres kilómetros de superficie, es uno de los ambientes turísticos más importantes del Ecuador donde el Ministerio de Turismo de dicha nación ha creado un mirador particularmente novedoso que sobresale de la cima del cráter y causa una sensación de vértigo y suspensión en el aire.

Quilotoa-5

De la misma forma se diseñó una pequeña gradilla en su sección inferior con la intención de darle continuidad al espacio y brindarle un ambiente panorámico inigualable y de tranquilidad para la introspección y reflexión. En dicha laguna puedes desplazarte con el uso de kayak y botes por toda la superficie de la misma e incluso puedes apreciar los manantiales que brotan desde el interior de esta, al ver las burbujas que surgen en la superficie. En la franja costera puedes realizar camping, por lo que quedarte a disfrutar de un ocaso, una noche estrellada y un amanecer es posible.

Si no es tu interés quedarte en la estructura volcánica, puedes optar por otro tipo de comodidades en las poblaciones cercanas como Latacunga, Pujilí, Tigua, Quilotoa, Sigchos, Saquisilí, los cuales a su vez, presentan lugares de interés. Entre las instalaciones que tienes para elegir y pasar la noche encuentras hosterías, hoteles, cabañas, hostales y posadas, algunos de ellos muy cercanos al volcán. Entre otras de las cosas que puedes realizar en el lugar está la cabalgata, el senderismo, la fotografía, el ecoturismo y el turismo de aventura.

Recuerda que en este espacio natural puedes contemplar una flora principalmente nativa, a pesar de haber introducido especies como el eucalipto, también cuentas con una fauna mamífera particularmente interesante como lo es el venado, la cervicabra, los lobos de páramo, los conejos, los zorros entre otras especies. En el caso de la vegetación cabe señalar que la misma es muy escasa, principalmente por la inclinación de los flancos del volcán que son propicios para la erosión de la superficie del terreno.

Acá la temperatura suele oscilar entre los tres grados centígrados y los quince grados centígrados, motivo por el cual las personas se distancian de los ambientes muy cálidos y frecuentes del Ecuador, para aclimatarse en esta zona, en este sentido llevar una ropa característica de ambientes de bajas sensaciones térmicas es común. El espacio también es propicio para excursiones ya que cuenta con un gran espacio para el desarrollo de actividades  y sobre todo sirve para la práctica de actividades pedagógicas. Una de las cosas más interesantes del lugar, es que desde el centro, las paredes del cráter poseen picos que asemejan a una gran sierra.

Clima

Si hablamos sobre las características del clima en la laguna de la caldera volcánica del Quilotoa, hay que señalar que la misma no es permanente, sino que tiende a oscilar alcanzando como sensaciones térmicas promedio entre las isotermas máximas y las mínimas de tres a diecisiete grados centígrados. Según el mes en la que se encuentre, las temperaturas cambian rediciendo la brecha entre los extremos, por ejemplo en los meses de verano para el hemisferio sur, estas van de 16 ºC a 5 ºC, en otoño rondan de 15 ºC a 5 ºC, en invierno están en 14 ºC a 4 ºC y justo en el mes de agosto, la mínima llega a 3 ºC, por último en primavera estas va de 15, 16 y 17 º a 3 y 4 ºC.

Quilotoa-6

En el caso de las precipitaciones, suelen ser constante en el lugar, presentándose principalmente en los meses correspondientes al solsticio de verano. El tiempo de menor probabilidad de lluvias va de mayo a noviembre que es el tiempo próximo a la temporada de invierno. Es importante abrigarse ya que en dicho espacio suelen existir grandes ráfagas de viento. También lleve protección solar y gafas, ya que la incidencia solar es constante en la zona y las personas suelen creer que porque sienten atmosféricamente temperaturas bajas, el sol no las lastima.

Laguna

Uno de los mejores espectáculos que se puede obtener luego de un desastre volcánico como lo fue la erupción de categoría VEI-6 hace ya más de 812 años, cuyo flujo volcánico incluso alcanzó las costas del Pacífico y que ocasionó en el Quilotoa una caldera volcánica de prácticamente nueve kilómetros de diámetro, es la formación de lagunas en el interior de dichas estructuras, tal es el caso del presente volcán que posee una de una dimensión aproximada de tres kilómetros de superficie, siendo uno de los lugares turísticos más emblemáticos de la región ecuatoriana.

Quilotoa-7

En esta estructura volcánica se creó un espejo lacustre de por lo menos unos 250 metros de profundidad, en la que los minerales que posee, le transfirieron un matiz verdoso que se torna azul desde algunos puntos, con la ayuda de la incidencia solar sobre su superficie. Dicho espacio natural es considerado una de las quince lagunas de origen volcánico más hermosas del mundo y es visitada por al menos, más de cien mil personas en un año, no solo por la manera en la cual se formó, sino que además, por el panorama que le brinda a todo aquel que tenga interés en conocerla.

Del mismo modo, podemos acotar que dicha laguna presenta manantiales, los cuales al ser observados desde la franja costera, se presencia un burbujeo continuo que se eleva hasta su superficie. En el lugar hay un pequeño muelle donde puede disfrutar del paseo en kayak por el entorno de la laguna, dicha zona también cuenta con un área para la venta de alimentos, baños públicos e incluso presenta en las adyacencias a la misma un complejo hotelero para descansar y seguir disfrutando de este espacio natural.

En esta laguna, las personas pueden practicar ecoturismo, al igual que turismo de aventura e incluso ser parte de espacios históricos, ya que se señala que dicho paraje cumple con todos las descripciones para ser la última morada del Inca Atahualpa, en ese sentido este trayecto fue vislumbrado por dicha cultura como un sendero sagrado. Acá no solo el kayak es la única actividad que puedes realizar, sino que también puede interesarte la práctica de camping, cabalgata, senderismo, fotografía y rodeo de altura.

Mirador

EL mirador en el volcán Quilotoa, fue una propuesta realizada por la comunidad cercana a dicha formación volcánica, para atender de una manera particular y especial a los turistas que optaran por visitar dicha estructura geológica. Por este motivo el Ministerio de Turismo del Ecuador, atendiendo a las necesidades de dichos habitantes que viven del sector turismo, respondió a la iniciativa que le presentaron, ofreciéndoles unas instalaciones que cumpliera con sus expectativas y las de todo aquel visitante que se acercara al lugar, siendo el fin último, crear una actividad sustentable que mejoren los ingresos de los trabajadores independientes de este sector comercial.

Quilotoa-8

Este mirador fue pensado en instalarse evidentemente en la cima del cráter del Quilotoa, ya que el interés principal era proporcionarles a sus visitantes una vista magnifica y una panorámica particular no solo de la caldera volcánica, sino también de los espacios que circunda a esta zona lacustre. Del mismo modo, dicho mirador debería garantizarle a sus visitantes, la seguridad necesaria para generarles la confianza de ascender hasta la cresta de dicho volcán. No obstante, surgiría un problema evidente, desde cualquier arista de la caldera, todo turista tendría una visión inigualable del paisaje, entonces ¿cuál sería el sentido de un mirador?

Luego de un análisis particular sobre el dilema antes mencionado, se llegó a la conclusión, que el mirador debería ofrecerle al turista una perspectiva inigualable que superara incluso a todas las aristas que se encontraran en torno a la caldera volcánica del Quilotoa, evidentemente esta opción parecía utópica, pero cuando propusieron la instalación de un mirador que generara en su visitante la percepción de estar flotando e incluso de causarle vértigo, pero que al mismo tiempo le sugiera al turista un área de relajación, destinado a la contemplación del entorno y porque no al estudio interno de nuestra conducta habían entonces resuelto problema.

En este sentido, el Ministerio de Turismo de Ecuador con la intencionalidad de ocasionarle al turista una experiencia diferente y sobre todo única, optan por la construcción de una plataforma superior que sobresalga incluso de la cresta del cráter del Quilotoa y en la parte inferior de dicha estructura, una gradería que continúe el contorno de la caldera volcánica a fin de disfrutar de un paisajes panorámico particularmente exótico. Este mirador sencillo pero innovador, le permite al visitante crear oportunidades de vivencias inigualables, que incluso aunque pueda presenciarlo desde otra arista, no tendrá las mismas comodidades.

El mirador en el espejo lacustre de la caldera volcánica del Quilotoa, fue construido con tal dedicación que a pesar de que el mismo causa una sensación particularmente esplendorosa, no llega a competir con el paisaje, más bien se integra a él, por lo que su estructura simple se transformó en un gran acierto. Dicho espacio contempla vidrios de seguridad para darle continuidad a la visión periférica de cráter y un sendero hasta la cima del mismo con grava y piedras que no distorsione el paisaje del entorno. La comunidad de Shalalá se comprometió  con el cuidado y mantenimiento de este espacio, el cual le proporciona un ambiente de ganancia turística.

Acampar

Si eres de las personas que te agrada asumir algunas aventuras, principalmente en lugares abiertos, montañosos, con la posibilidad de acceder a algún cuerpo de agua, entonces acampar es lo tuyo y que mejor que hacerlo en la parte inferior de la caldera volcánica del Quilotoa donde podrás disfrutar de una gran laguna en el interior del cráter. En dicho espacio no solo tendrás la opción de contemplar el paisaje, sino que se te da la oportunidad de quedarte en la franja costera de la laguna, a fin de contemplar el ocaso, anochecer y amanecer de dicho lugar.

Quilotoa-9

Es importante que sepas que en dicho espacio no encontraras agua potable, por lo que si no deseas invertir dinero en la compra de este vital liquido en la zona hotelera o en la comunidad cercana, deberás llevarte una buena reserva de este sustento. Del mismo modo, aunque puedes comprar alimentos en las localidades o comercios que están antes de llegar a la caldera volcánica, se te sugiere llevar una reserva de alimentos para disfrutar la estancia en el lugar. Muy importante, todo desecho que generes en esa zona turística, deberás llevártelo contigo de regreso, recuerda que la intención siempre será mantener limpios los espacios naturales.

Del mismo modo, puede disponer en el lugar de un espacio destinado para los baños públicos, tanto femeninos como masculinos, principalmente para el uso higiénico y urinario. Descender hasta el espacio destinado para acampar, no fue tan complicado, ya que el sendero del lugar era de tierra y arena y no existía la preocupación por deslizarse al caminar sobre él. La distancia para descender por la ladera de la caldera volcánica es de aproximadamente 280 metros de altura y según  tu ritmo, puedes realizar tal hazaña entre media hora a una hora. Esto básicamente porque las personas suelen detenerse a fotografiarse en el sendero.

Quilotoa-10

En la franja costera puedes acceder a un pequeño muelle donde ocasionalmente alquilan kayak para navegar por toda la laguna del Quilotoa. Una vez instalados, disfrutaras de un apacible silencio y de la compañía de algunas mascotas (perros) que viven en el lugar, generalmente no suelen molestar y son muy amigables. La temperatura puede ser algo importante a tomar en cuenta ya que la altura en la cual se encuentra este cráter, puede ayudar a que las sensaciones térmicas desciendan significativamente durante la noche.

En base a los antes descrito, es importante que cuentes con una ropa que puede abrigar lo suficiente, ya sean guantes, bufandas, gorros, abrigos, suéteres, entre otras. Del mismo modo, recuerda llevar un calzado que se adapte a las condiciones de terreno de la montaña y muy importante, que sean cómodos. Acampar también requiere de otros equipos como una carpa, una bolsa para dormir, una linterna, un equipo de primeros auxilios, protector solar, gafas de sol, repelente de insectos, e incluso material si pretendes realizar una pequeña fogata. En caso de realizar esta última, recuerda apagarla bien.

Dejar Comentario