≡ Menu




Volcán Lonquimay: Ubicación, ascenso, turismo y más

A pesar de estar considerado como el octavo volcán más activo de la República de Chile lo cierto es que el volcan Lonquimay no registra una extensa actividad eruptiva a lo largo de su historia. Una de las más recordadas fue la ocurrida el 25 de diciembre donde se originó el cráter que lleva por nombre Navidad. En el siguiente artículo estaremos hablando más sobre este volcán, su historia, características y turismo.

Volcán Lonquimay

Volcán Lonquimay

En nuestro artículo de hoy estaremos realizando un breve recorrido por la historia, características y otros aspectos interesantes relacionados con el volcan Lonquimay localizado en la Cordillera de Los Andes, específicamente en la localidad de Malalcahuello en la comuna de Curacautín, República de Chile. Se trata de una formación volcánica con que el pasar de los años ha logrado captar la mirada de cientos de científicos, además de ser uno de los destinos turísticos más importantes del país suramericano.

volcan-Lonquimay-1

El volcán Lonquimay está considerado como una formación de tipo estratovolcán la cual presenta un cono de fluidos piroclásticos. Muy cerca de él se encuentra situado lo que se describe como su volcán gemelo, se trata del volcan Tolhuaca que si bien es cierto es un poco más pequeño en cuanto a altura se refiere, no se puede negar que es un volcan con más tamaño y superficie. Estos volcanes forman parte de lo que se conoce como la Reserva Nacional Malalcahuello y la Reserva Nacional Nalcas, destinos turísticos por excelencia en la región chilena.

Lonquimay está constante bajo el monitoreo de autoridades e investigadores científicos a pesar de no ser una de las formaciones volcánicas con mayor registro eruptivo en la historia de la República de Chile. El Volcán Lonquimay, según estudios realizados, solo ha tenido al menos tres erupciones registradas en toda la historia escrita, siendo la primera de ella la ocurrida en el año 1887, la segunda actividad eruptiva sucedió en 1933 mientras que la más recientes de todas fue la registrada el 25 de diciembre de 1988, que dio paso al Cráter Navidad.

En relación a las principales características que podemos destacar del volcan Lonquimay podríamos mencionar en primer lugar que se trata de un pequeño estratovolcán simétrico que dispone de un cráter elíptico de aproximadamente unos 700 metros de diámetro en su eje mayor el cual se formó durante los últimos 80 mil años. La composición de este volcán es bastante interesante, por ejemplo, tiene un estratocono principal, además de una cadena de centros adventicios de menor tamaño que se visualizan al noroeste.

La historia que se esconde detrás del volcan Lonquimay resulta bastante interesante por lo que vale la pena conocer un poco más sobre ella. Las investigaciones realizadas en torno a esta formación volcánica indican que a lo largo de la evolución del mismo, el volcán ha producido flujos de lava, flujos piroclásticos, flujos laháricos y caída piroclástica, sobre todo de composición andesítica.

Este hermoso volcán se encuentra ubicado geográficamente a unos 130 kilómetros aproximadamente al noreste de la ciudad de Temuco y su nombre hace referencia básicamente a la frase “gran quebrada” y fue nombrado así por parte de los antiguos habitantes mapuches de la zona debido a que en ese momento se podía observar un amplio barranco de más de 120 metros de altura en dicha montaña, específicamente en su cara este. Desde el punto de vista geológico, se podría decir que el volcan Lonquimay se sitúa en pleno Cordón de Fuego del Pacífico, por lo que algunos lo consideran como uno de los de mayor actividad en el sur del país.

Lo cierto en todo caso es que el Volcán Lonquimay se ha ido convirtiendo con el paso del tiempo en uno de los atractivos turísticos más importantes de esta región de Chile, debido entre otras cosas, a su hermosura, además de estar rodeado por un impresionante paisaje natural. La mejor época para visitar este lugar es cuando comienza la temporada de otoño, ya que, la montaña comienza a presenciar sus primeras nevadas del año, logrando cubrirse por completo de blanco, dejando un entorno notablemente encantador. (Ver artículo: Isla de San Martín)

Ubicación

En la parte anterior de nuestro artículo pudimos conocer un poco más acerca de las características principales y algunos datos relacionados con la historia del Volcán Lonquimay. Como usted recordará esta formación volcánica de carácter natural está considerada como uno de los destinos turísticos más visitados y preferidos no solo de los chilenos sino de un gran número de personas provenientes de otras partes del mundo. Ahora ha llegado el momento de conocer más sobre su ubicación geográfica.

volcan-Lonquimay-2

Para comenzar a hablar de la ubicación geográfica lo primero que debemos mencionar es que este volcan se encuentra situado a más de 2.800 metros de altura sobre el nivel del mar y se empina en la Novena Región de la Araucanía en medio de las Reservas Nacionales Malalcahuello y Nalcas, ambos excelentes destinos naturales para visitar alguna vez en la vida. Se trata de un volcan que ha pasado a formar parte de la historia de todo un país, caracterizado por tener más de dos mil formaciones volcánicas a lo largo de todo su territorio.

El Volcán Lonquimay destaca entre otras cosas por tener un cráter de aproximadamente 800 metros, además que es el encargado de darle el nombre a la ciudad y capital comunal que se encuentra a 38 kilómetros al sureste, la ciudad de Lonquimay. Se trata de uno de los pueblos más querido por los chileno, el mismo se encuentra situado en la Provincia de Malleco en la Región de la Araucanía.

Para ser un poco más específicos en cuanto a la ubicación geográfica del volcan Lonquimay podríamos decir que esta formación de carácter natural se sitúa en la Cordillera de Los Andes y forma parte de la localidad de Malalcahuello que pertenece a la comuna de Curacautín y de la comuna de Lonquimay, ambas forman parte de la Provincia de Malleco en la ya nombrada Región de la Araucanía. El Volcán Lonquimay está a tan solo unos 130 kilómetros al noreste de la ciudad de Temuco y para poder acceder a él lo primero que se debe hacer es ingresar a la Reserva Nacional Malalcahuello y recorrer un camino de tierra.

Ahora bien si analizamos la ubicación del Volcán Lonquimay pero desde el aspecto geológico podríamos decir principalmente que se encuentra en pleno cordón o Cinturón de Fuego del Pacífico, denominación que reciben los volcanes que presentan la mayor actividad del sur de la República de Chile. Es decir que el Lonquimay, a pesar de su corto registro histórico de erupciones, es un volcán que siempre corre el riesgo de hablar ante la tierra.

Cómo llegar

En la parte anterior del artículo estuvimos analizando un poco más sobre la ubicación geográfica del Volcán Lonquimay el cual se encuentra enclavado en la Región Chilena de La Araucanía. Esta formación volcánica está considerada como la número ocho en la lista de los volcanes más activos de todo el país y el mismo posee una altura superior a los 2.800 metros sobre el nivel del mar y está caracterizado básicamente por tener la forma clásica de los estratovolcanes del mundo.

volcan-Lonquimay-3

Ahora bien, ya que conocemos detalladamente la ubicación geográfica del Volcán Lonquimay resulta necesario descubrir cuáles son las principales vías de acceso que existen para llegar a este destino turístico. Es por ello que esta parte de nuestro artículo estaremos analizando junto a ti este importante aspecto. En primer lugar podemos decir que existen varias alternativas para lograr llegar al volcan, desde vehículos particulares hasta sistema de transporte público. Lo más importante es ir preparado para vivir una experiencia maravillosa.

Antes de comenzar a hablar sobre las alternativas que existen para llegar al Volcán Lonquimay es prudente conocer cuál es la mejor época para visitar el lugar. Las personas que se consideran amantes del Trekking lo más recomendable es ir en los meses de octubre a mayor, mientras que para aquellos que les gustan la caminata es mejor ir a finales de mayor hasta finales de septiembre, donde la nieve está un poco aguada.

Para aquellas personas que viajan en vehículos particulares y que parten desde Santiago deben doblar unos 70 kilómetros antes de Temuco en dirección a Curacautín. Luego las personas deberán agarrar la ruta 181 que se dirige hacia Argentina. Al recorrer unos 53 kilómetros llegarán a Curacautín, luego de haber recorrido cuatro kilómetros pasado el poblado de Malalcahuello, hacia la izquierda comenzará una ruta que va al centro de esquí Corralco. Deberán seguir todo ese camino hasta llegar al estacionamiento se que ubica a pocos metros del primer andarivel.

Ahora bien también está la alternativa de viajar el transporte púbico, es decir que si usted no tiene carro particular no debe preocuparse por nada. Sólo deberá recurrir al servicio que prestan algunas empresas como Tur-Bus que realizan por lo general un recorrido desde Santiago a Curacautín. Una vez que estén en Curacautín deberán tomar un bus que los lleve hasta Lonquimay y luego tendrán que bajarse en el cruce a la Cuesta de las Raíces. Allí podrán pedir cola hasta el centro de esquí Corralco.

En la próxima parte de nuestro artículo vamos a conocer un poco más detalladamente cómo podemos ascender al Volcán Lonquimay una vez que llegamos al centro de esquí Corralco, sin embargo, como adelanto podemos decir que el ascenso desde Corralco al volcan pudiera tardar aproximadamente entre tres y cuatro horas, mientras que el descenso puede tomar unas dos horas. El descenso en esquí suele ser un poco más rápido. (Ver artículo: Sumbawa)

Ascenso

Subir a la cima del Volcán Lonquimay es una de las actividades más populares en los últimos tiempos en Chile, sobre todo para aquellos que se consideran amantes de los deportes extremos y el montañismo. Es por ello que en esta parte de nuestro artículo decidimos compartir junto a ti algunas recomendaciones básicas al momento de pretender ascender esta montaña y algunas de las principales alternativas que existen para hacer de la aventura una experiencia realmente inolvidable.

volcan-Lonquimay-4

Lo primero que podemos mencionar es que la ascensión al Volcán Lonquimay se ha convertido en una de las atracciones turísticas más tradicionales no solo de la República de Chile sino de un gran número de montañistas que llegan desde diferentes partes del mundo a disfrutar de las maravillas naturales de este lugar. Lo más espectacular del viaje es la impresionante vista que podemos observar desde la cumbre de este volcan, situada a más de 2.800 metros sobre el nivel del mar.

El ascenso al Volcán Lonquimay lo podemos iniciar una vez que hemos llegado al centro de esquí Corralco a través de la misma dirección del andarivel “Curacautín” el cual se considera el de mayor longitud. Cuando las personas logran llegan a la caseta del andarivel deberán seguir remontando la ladera del volcan con la mente clara que deben llegar a la arista que se distingue un poco más arriba. Allí tienen que montarse en la arista y seguir hasta poco antes de la cumbre.

Una vez estemos en ese punto el ascenso va a continuar de la siguiente manera. Las personas deberán desviarse a la derecha por una cara despejada y por donde podremos llegar al borde del cráter. Sólo nos quedará caminar por todo el borde hasta llegar al punto más alto de la montaña. Debemos tener en consideración algunos aspectos importante, como por ejemplo, si usted cuenta con esquíes, el descenso lo podrá realizar por el lado norte de la arista que se siguió.

Uno de los lugares que se debe tratar de visitar durante nuestra aventura al Volcán Lonquimay es el cráter Navidad, el cual se puede conocer durante el descenso. Es importante recordar que el cráter Navidad fue el resultado de una fuerte erupción que se registró el 25 de diciembre del año 1988, de allí su particular nombre que hace alusión a la noche buena. Para aquellas personas que van a descender a pies es necesario seguir el mismo camino de ascenso.

El tiempo de ascenso a la cumbre del Volcán Lonquimay va a depender de muchos factores, por ejemplo, las condiciones físicas de cada personas, sin embargo, por lo general las personas suelen tardar entre tres y cuatro horas en subir la montaña, mientras que en cuanto al descenso suele ser un poco más rápido, hasta en dos horas, incluso aquellos que lo hacen en esquí suelen tardar mucho menos de eso.

Ahora bien, ya que conocemos algunas de las alternativas básicas para ascender al Volcán Lonquimay es importante compartir contigo algunas recomendaciones indispensables antes de comenzar nuestra travesía. En primer lugar es prudente contratar el servicio de guías especializados, sobre todo si usted va por primera vez a la montaña, ya que ellos tienen más conocimientos y podría ofrecerte una mejor ayuda en caso de cualquier emergencia presentada.

También es fundamental que las personas analicen la base de la nieve antes de comenzar el ascenso a la montaña. Es cierto que muchos aseguran que no existen avalanchas en los volcanes, sin embargo, en el caso del Volcán Lonquimay si se han producido avalanchas masivas de placa por acumulación de nieve y por viento sobre capa de hielo. Es necesario llevar ropa cortavientos y abrigos. No olvides alimentarse muy bien antes de iniciar la subida a la montaña.

Turismo

Para nadie es un secreto que la República de Chile se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los países suramericanos con la mayor capacidad turística y con una de las mejores ofertas en cuanto a lugares y servicio se refiere. Una de las principales atracciones naturales que podemos encontrar en este país son sus volcanes, más de dos mil formaciones montañosas a lo largo y ancho de su territorio. Uno de estos destinos preferidos por los chilenos, incluso por gran parte de los turistas internacionales es el Volcán Lonquimay ubicado en la Región de la Araucanía.

volcan-Lonquimay-5

Ver el Volcán Lonquimay es enamorarse a primera vista, al menos así lo describen quienes han tenido la oportunidad de visitarlo. Posee una altura superior a los 2.800 metros sobre el nivel del mar y muy cerca de él se localiza su gemelo, el volcan Tolhuaca, que mide una altura parecida y que se sitúa a unos 20 kilómetros de distancia aproximadamente. Llegar a este lugar es garantía de unas vacaciones inolvidables, sobre todo si nuestra intención es olvidarnos un poco del estrés y contemplar lo mejor de la madre naturaleza.

El Volcán Lonquimay puede ser visitado durante cualquier época del año, sin embargo, la mayoría de las personas prefieren ir a comienzos de otoño cuando ya es posible observar la montaña cubierta de nieve. El clima en esta zona es polar de altura, aunque eso no es un impedimento a la hora de intentar subir a la cima. El ascenso al volcán es una de sus más destacadas atracciones, lo mejor de todo es que no posee muy dificultad técnica.

Una de las mejores vistas naturales que nos ofrece el Volcán Lonquimay la obtenemos una vez llegamos al punto más alto de la montaña. Desde allí es posible divisar los volcanes cercanos, las lagunas María Jesús y Blanca, al igual que los ríos Vilcura, Bio Bio, Ranquil, Lonquimay y Cautín, entre otras bellezas naturales de la zona. Para los amantes del esquí también está la opción de visitar el Centro de Ski Corralco el cual se ubica a unos 1.400 metros sobre el nivel del mar, en las faldas del volcan.

Visitar el Volcán Lonquimay es una de las experiencias más fascinantes que podrás experimentar en tu vida, por ello, te invitamos a ir preparando desde ya tu viaje a este paraíso natural ubicado en la República de Chile. Muy cerca de este volcán también se encuentran otras atracciones turísticas donde las personas pueden pasar bien en compañía de familiares y amigos. Por el alto número de turistas que lo visitan cada año, ya la zona cuenta con servicios básicos como hoteles y restaurantes, además de ofrecer una amplia oferta de actividades para realizar durante nuestra estadía en el lugar. (Ver artículo: Barbados)

Erupción

En esta parte de nuestro artículo vamos a estar hablando brevemente sobre el registro histórico que ha tenido el Volcán Lonquimay en cuanto a actividad eruptiva se refiere. Para ello en primer lugar tenemos que mencionar que estamos frente a una formación volcánica de tipo estratovolcán y que cuenta con un cono de fluidos piroclásticos. La historia y las investigaciones científicas se han encargado de revelar que este volcán no ha tenido mucha actividad eruptiva, sin embargo, se dice que han sido solo tres las erupciones registradas en la historia escrita de este volcán localizado en la Región de La Araucanía.

volcan-Lonquimay-6

Antes de comenzar a analizar cada una de estas actividades eruptivas que ha tenido el Volcán Lonquimay a lo largo de toda su historia, es importante aclarar que de acuerdo a muchos expertos en el tema, el Lonquimay se considera como el octavo volcán más activo de la República de Chile. De esa lista de los 10 más activos del país suramericanos, nueve están ubicados al sur de la Santiago las regiones 8 (Bio Bio), 9 (La Araucanía) y 10 (Los Lagos).

De acuerdo a lo suministrado por el Servicio Nacional de Geología y Minería de la República de Chile (Sernogeomin), el Volcán Lonquimay es uno de los más activos del país y ha tenido erupciones registradas en los años reciente, en 1853, 1887-90, 1933, 1940 y 1988-90. La que está considerada como su última erupción duró aproximadamente dos años y la misma comenzó en Navidad dando paso al cráter llamado Cráter Navidad, sin embargo, de eso hablaremos un poco más adelante.

La historia revela que han sido en total tres erupciones las registradas de manera oficial por las autoridades. De estas tres erupciones registradas en la historia escrita del Volcán Lonquimay, la primera ocurrió en el año 1887 aunque de ella no se conocer muchos detalles de manera oficial. La segunda actividad eruptiva relacionada con el volcan Lonquimay sucedió en el mes de enero del año 1933, esto fue paralelo a la del volcan Llaima, uno de los más activos de Chile y la más reciente fue la registrada el 25 de diciembre de 1988 cuando se originó el Cráter Navidad, nombrado así por la fecha en que ocurrió el evento volcánico.

Como se puede apreciar a primera vista el Volcán Lonquimay no ha tenido un comportamiento muy extenso en relación a su actividad eruptiva, se podría decir incluso que es uno de los volcanes activos con la más escasa actividad en toda la República de Chile. Sin embargo, a pesar de ello las autoridades mantienen un permanente monitoreo sobre esta formación volcánica que en cualquier momento podría entrar en erupción. En la actualidad está siendo monitoreado desde el Centro Vulcanológico de la ciudad de Temuco.

Última erupción

Durante el desarrollo de este interesante artículo hemos venido conociendo un poco más sobre el Volcán Lonquimay ubicado a unos 130 kilómetros al noreste de la ciudad de Temuco. Está rodeado por un impresionante paisaje natural que cada año se vuelve más atractivo para miles de personas que llegan a este lugar a disfrutar de cada una de las maravillas naturales que nos ofrece. En la parte anterior mencionamos que a pesar de ser uno de los ocho volcanes más activos de la República de Chile, no registra una extensa actividad eruptiva a lo largo de su historia, tanto así que sólo son tres las explosiones volcánicas atribuidas a este volcán.

volcan-Lonquimay-7

Precisamente la mayor popularidad del Volcán Lonquimay se logró luego de lo que está considerado como su última actividad eruptiva. Este hecho ocurrió el 25 de diciembre del año 1988 cuando en su parte inferior nació un pequeño volcán que ha sido bautizado bajo el nombre de Volcán Navidad o Cráter Navidad a unos 1600 metros aproximadamente. Este volcán erupcionó durante más de un año y logró escupir un pequeño cráter cerca a la ladera norte y el cual puede ser visitado en la actualidad bajo el acompañamiento de personas especializadas.

El Servicio Nacional de Geología y Minería de la República de Chile (Sernogeomin) aseguró recientemente que el volcan Lonquimay ha registrado recientemente actividad eruptiva, especialmente en los años 1853, 1887-90, 1993, 1940 y 1988-90. Precisamente la última actividad eruptiva relacionada con el volcan Lonquimay ocurrió en ese periodo de 1988-90 y duro dos años aproximadamente.

Sobre esta recordada erupción del Volcán Lonquimay existen muchos aspectos interesantes que vale la pena conocer, por ejemplo, se podría decir que la misma comenzó en navidad con una erupción al lado noreste de la formación volcánica y que terminó ocasionando un cráter a que luego llamarían Cráter Navidad debido a la fecha en la que se originó. El cráter Navidad está situado en la actualidad a 1860 metros sobre el nivel del mar.

Es esa oportunidad la erupción fue de tipo estromboliana y hubo emisiones de gases piroclásticos y lava. Quienes pudieron ser testigos de este histórico acontecimiento aseguran que la erupción tuvo etapas eruptivas y efusivas hasta los días 5 y 25 de enero de 1989 respectivamente. Desde el 22 hasta el 25 de diciembre de ese año se registraron aproximadamente unos 200 temblores en la zona, algunos incluso se sintieron hasta en Temuco, a 150 kilómetros de distancia.

El 25 de diciembre será un día que quedará recordado para la historia de la mayoría de los habitantes de Chile. Ese día comenzó a presentarse una fuerte actividad eruptiva con la emisión de gas y agua y logró explotar el 27 de diciembre en una fase eruptiva que se extendió hasta el 5 de enero del siguiente año y luego comenzó a decaer lentamente. Se dice que la última actividad eruptiva del Volcán Lonquimay terminó entre el 22 y 25 de enero de 1990. (Ver artículo: Molucas)

Dejar Comentario