≡ Menu




Volcán Hudson: Ubicación, actividad, erupción y más

El Volcán Hudson, un volcán cuya erupción de 1991 afecto tanto al sur del continente de América, que sin tener para la fecha los niveles actuales de comunicación, su erupción le dio la vuelta al mundo, pudiendo sus cenizas alcanzar las Islas Malvinas desde el territorio chileno. Para saber más, lea el presente artículo.

Volcán Hudson

Ubicación del Volcán Hudson

El Volcán Hudson es una caldera volcánica que se encuentra localizada en el extremo sur del continente americano, concretamente en al sur del territorio chileno. El mismo pertenece al llamado anillo de fuego del Pacífico, estando a tan solo unos quince mil metros de distancia de la costa oceánica, del mismo modo, dista de la ciudad austral de Chile Coyhaique de unos 137 kilómetros, otro punto de referencia en que se encuentra latitudinalmente por encima de los Campos de Hielo Norte de la zona de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo, así mismo, está por debajo latitudinalmente hablando del Puerto Aysén.

Una de las características interesantes del Volcán Hudson, es que este se encuentra a una altura bastante considerable, llegando casi a los dos kilómetros de altura con 1905 metros sobre el nivel del mar, en este mismo orden de ideas, otro de los elementos que lo describen es el tamaño de su cráter, el cual mide aproximadamente medio kilómetro, en el caso de la base de la caldera, esta se expande por unos cinco mil metros, mientras que su meseta posee unos tres mil metros. Desde su cima se desprenden varios valles de origen glaciar, por los cuales drenan ríos con el mismo origen. (Ver artículo: Lago de Ilopango)

Volcán-Hudson-1

Actividad

Cuando nos referimos a la actividad sísmica presente en el Volcán Hudson, debemos necesariamente mencionar, que dicha estructura es consecuencia de un proceso de interacción existente entre las placas tectónicas de Suramérica y la de Nazca, mediante un contacto frontal continente-océano de subducción, donde la de Nazca cede por debajo de la suramericana, por lo que se empalma con el llamado anillo de fuego del Pacífico, siendo un registro importante del latente peligro de la zona, los constantes terremotos que se generan en Chile, siendo incluso muy frecuentes presenciar sismos de más de 5 en la escala Richter.

Algunos volcanes de la zona incluso se han llegado a activar en el lugar, tal es el caso del volcán Chaitén, el Llaima, el Cordón del Caulle y el Planchón-Peteroa. En este sentido, el Volcán Hudson ha venido presentando una serie de enjambres sísmicos los cuales preceden a la erupción volcánica. Desde el año 2007 e incluso en el 2008, se vieron este tipo de actividad, solo que sin consecuencias mayores, hasta que en 2011, ha vuelto a entrar en erupción. La tecnología quizás no nos diga la fuerza o las consecuencias que puede generar el volcán al producirse, pero si es capaz de antecederlo y salvar vidas.

Erupción

El Volcán Hudson, puede considerarse un volcán activo, ya que el mismo presenta erupciones no de manera continua, pero si cada cierto tiempo, siendo la brecha entre estas erupciones, relativamente cortas en comparación con otros volcanes. Por ejemplo, una de las erupciones más antiguas de él, fue en el año de 1930, de la misma no hay muchos datos recopilados ya que el mismo era muy poco observado. No es sino hasta el año de 1970 cuando su cresta comienza a elevar la temperatura, por lo que el flujo de lava de poca intensidad, fue capaz de derretir sectores del circo de glacial que se encontraba en su cresta.

Sin embargo, no sería sino hasta el año de 1971 que el Volcán Hudson entraría en una erupción con índice de Erupción Volcánica 3, específicamente al noroeste de su caldera, lo que ocasiono que su cresta con retazos de formación glacial desaparecieran, mostrando por completo su caldera. Del mismo modo, este volcán genero un deslave que produjo el deceso de al menos cinco personas y el desalojo de muchos más, producto del deshielo y la erosión causada por el mismo, fenómeno que se le denomina lahares. (Ver artículo: Lagoa das Sete Cidades)

Volcán-Hudson-2

La erupción más fuerte se ha datado en 1991 cuando el Volcán Hudson causo muchos estragos en la periferia de su localización, siendo incluso considerada una de las actividades volcánicas más intensas de todo Chile. Luego empezó a tener movimientos telúricos en el año 2007 a 2011, siendo este último, el año en que volvería a entrar en erupción, sin embargo el imparto ocasionado por el flujo de lava, no sería tan destructiva a su predecesora. Hoy en día, podemos garantizar que el seguimiento por medio del registro de sismos es lo que ha permitido alertar y salvar a muchas personas. (Ver artículo: Ojos del Salado)

Volcán Hudson en 1991

Una de las erupciones más violentas registradas en todo el territorio chileno, es la que genero el Volcán Hudson en el año de 1991, a los días veintiún del mes de junio, cuando el mismo expulso de manera violenta lava, sedimentos y vapor, considerándose permanentemente activo hasta los veintinueve días del mes de diciembre de ese año. Una de las cosas que se debe de conocer con respecto a la actividad volcánica del Hudson, es que a lo largo de ese año, se generaron dos erupciones siendo la generada a los once días del mes de agosto, la de mayores consecuencias. (Ver artículo: Volcán de Colima)

Volcán-Hudson-3

En el caso de la primera actividad volcánica, justo al comienzo del solsticio de invierno para el hemisferio sur, esta erupción presentó un intensa actividad atmosférica, comenzando por la potentes tormentas eléctricas que se generaban, las cuales vinieron acompañadas por precipitaciones torrenciales, así como también, ocasiono una expulsión tanto de lava como de flujo piroclástico a las zonas aledañas, este proceso volcánico tendría como prolongación unas 16 horas. En el caso de la segunda actividad eruptiva presentada por el Volcán Hudson, se puede mencionar que el mismo duro cuatro horas menos pero fue más violento.

Una de las cosas por las cuales se menciona que la segunda erupción del Volcán Hudson fue más potente que la anterior, es que la misma ocasiono la aparición de un segundo cráter sobre la estructura del mismo. En el caso de la expulsión de la ceniza volcánica emanada a la atmósfera, esta llego a alcanzar una altura promedio de ocho kilómetros por encima del cráter, formando con ello formaciones tipo casquete-esféricas, que dieron pie a la creación de actividad tormentosa y con la propagación del aire, estos llegaron a los 12 kilómetros, por lo que atravesaron fácilmente la cordillera andina y llegaron a territorio Argentino.

Consecuencias

Volcán-Hudson-4

Entre las consecuencias ocasionadas por el Volcán Hudson, podemos señalar que el mismo en principio genero una serie de enjambre sísmico antes de su erupción, siendo así su primera consecuencia, igualmente la cantidad de hielo contenida en su cima empezaría a derretirse debido a las altas temperaturas generadas, sin contar la lava que de él se desprendían de manera explosiva hacia la atmósfera, así mismo, creo una fractura de al menos cuatro mil metros al oeste noroeste de su estructura volcánica, en el caso de la ceniza del volcán, la misma alzó los doce mil metros sobre el nivel del mar, afectando a las comunidades de Puerto Chacabuco, Puerto Aysén, entre otras.

Esta no serían las únicas ciudades perjudicadas, ya que Puerto Cisnes, Puyuhuapi y La Junta completarían este grupo local afectado. Se dice que el haz de ceniza alcanzo al Puerto Montt a más de 500 kilómetros. La lava del Volcán Hudson lograría derretir la capa de hielo cercana y con esta ocasionó un deslave poderoso acompañado de una tormenta eléctrica y lluvias torrenciales, así mismo, se considera una de las consecuencias más fuerte que posee, fue la aparición de un cráter de al menos el doble de tamaño que el anterior por lo que se calcula mide cerca de 800 metros y el flujo piroclástico alcanzo los cuatro mil metros en dirección sur sureste.

Cuando el segundo cráter empezó con su proceso eruptivo, elevo una columna de al menos diez mil metros de altura con dirección sureste, por lo que se vieron perjudicadas las comunidades de Villa Cerro Castillo, Puerto Ingeniero Ibáñez, al igual que el de Chile Chico, en la vertiente argentina, se vio afectada la Villa Los Antiguos. Los cambios atmosféricos fueron inminentes, comenzando por una disminución severa de la incidencia solar, así como una reducción notable de la temperatura. Pequeñas partículas que podían tener desde dos milímetros hasta los seis centímetros y medio serían arrojados del volcán cubriendo cerca de dos décimas de centímetros en 34 kilómetros.

La altura de las cenizas lograría sobrepasar los 16 mil kilómetros y los vientos fueron capaces de expandirla más allá de las Malvinas a mil doscientos kilómetros de distancia, teniendo esta hasta un grosor de ciento ochenta mil metros de ancho, la misma afecto a al menos cuarenta mil kilómetros cuadrados en Chile y más de ciento diez mil kilómetros cuadrados en Argentina, siendo el total de habitantes afectados de 6863, de los cuales solo 473 personas necesitaron asistencia, daño cerca de 127 vasa de las que 39 fueron pérdida total. (Ver artículo: Volcán de Tupungatito)

Volcán-Hudson-5

El Volcán Hudson así mismo, daño hasta 750 mil hectáreas, siendo de estas 210 de espacio forestal, 1234 correspondientes a cultivos agrícolas y 156.473 a espacios ganaderos. Se calcula que al menos 16622 bovinos se vieron directamente afectados, lo que equivale a un 79% del total; del mismo modo 102497 ovinos que proporcionalmente son el 89% del total y 2643 equinos para un 87% de toda la existencia, mientras que 10030 bovinos, 12566 ovinos y 903 equinos lograrían ser desplazados a espacio seguro. Fallecería al menos un 12% del ganado total a causa de los niveles de flúor generado por la ceniza, así como 7/10 del rebrote forestal.

Dejar Comentario